Fernández Mañueco pide a los alcaldes de las capitales incidir en el cumplimiento de las medidas contra la Covid-19

El presidente de Castilla y León reconoce y agradece a los responsables municipales el esfuerzo para mejorar la coordinación entre las distintas administraciones

Incidir en el cumplimiento de las medidas restrictivas para hacer frente a la Covid-19. Esto es lo que les ha pedido el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a los alcaldes de las capitales de provincias, durante una reunión telemática, para mantener la coordinación y reforzar la colaboración.

En el encuentro, en el que ha participado también el delegado del Gobierno de España en la Comunidad, Javier Izquierdo, el jefe del Ejecutivo autonómico informó de que el Comité de Expertos apostó ayer por el estricto cumplimiento de las medidas que existen, aunque algunas se pueden reforzar según evolucione la pandemia.

Por ello, el presidente reiteró la necesaria implicación de todas las administraciones en dos aspectos principales. Primero, señaló que es imprescindible seguir insistiendo en el cumplimiento de las decisiones adoptadas. En este sentido, Fernández Mañueco reconoció y agradeció el esfuerzo de los regidores municipales tras las últimas reuniones para mejorar la coordinación entre la inspección de la Junta, la Delegación del Gobierno, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y los ayuntamientos, con las policías locales.

Y segundo, reiteró la importancia de insistir en la concienciación social sobre la responsabilidad individual, con las medidas de higiene, mascarillas y distancia social, imprescindible también en el ámbito sociofamiliar, ámbito en el que es difícil ejercer un control.

Durante el encuentro, los alcaldes, en general, coincidieron en mostrar su preocupación por los datos de los últimos días y han destacado la importante de la unidad de acción, colaboración y responsabilidad por parte de todos. Además han apostado por campañas de concienciación dirigidas a toda la población, con especial atención al ámbito socio-familiar donde se produce el mayor número de contagios.

El presidente aseguró que desde la Junta de Castilla y León también se seguirá impulsando el refuerzo sanitario, en Atención Primaria y hospitalaria, la agilidad de pruebas y rastreos, a la vez que continuará reforzando medidas sociales y económicas para apoyar a las personas más vulnerables.

La reacción de los alcaldes no se hizo esperar. El abulense, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, puso el Ayuntamiento de la capital “a disposición” de los gobiernos central y autonómico, ante la “situación preocupante” que vive “la Comunidad, España y la Unión Europea” respecto a la evolución de la pandemia. Aseguró que como Consistorio “seguiremos trabajando desde la Policía Local, con Protección Civil, implementando las medidas necesarias para frenar la pandemia”.

Por su parte, el alcalde de Palencia, Mario Simón, señaló que las iniciativas actuales para reducir la incidencia del coronavirus son “adecuadas y suficientes si se cumplen”, por lo que aclaró que, por el momento, “salvo que la situación empeore, no se consideran aplicar nuevas restricciones”.

Más pesimista se mostró el salmantino, Carlos García Carbayo, al considerar que es “difícil” revertir la situación de contagios en la ciudad, ya que la tendencia sigue siendo al alza, y no sólo por los incumplimientos de las medidas sanitarias por parte de los universitarios, por lo que pidió no criminalizar a los jóvenes.

La segoviana, Clara Luquero, indicó que cualquier territorio donde se cumplan los criterios objetivos y se rebasen las cifras marcadas por las autoridades sanitarias hay que aplicar “las medidas restrictivas que hagan falta, sin cuestionarlas”. “Hay que tener unos criterios muy claros y cuando se superen esas cifras y se cumplan esos criterios, inmediatamente tomar las medidas restrictivas que haga falta y sin cuestión”, subrayó.

Carlos Martínez, alcalde de Soria, reclamó no ampararse en los mejores datos sobre la evolución de la Covid-19 y solicitó ir “a la raíz” del problema en tres ámbitos; el político, el social y el sanitario.

Por último, el regidor vallisoletano, Óscar Puente, solicitó a la Junta de Castilla y León y a los ayuntamientos de la Comunidad no hagan “la guerra por su cuenta” a la hora de captar fondos europeos para combatir los efectos de la pandemia. En este sentido, apostó por definir estrategias, líneas y pautas comunes para “absorber” la mayor parte de los 140.000 millones que recibiría España hasta el año 2027.