La economía caerá hasta un -8,8 por ciento este año en Castilla y León

Ceprede advierte que las distintas medidas en marcha en las regiones para frenar la covid “lastrarán aun más el crecimiento”

La Plaza de España de Valladolid durante el estado de alarmaWellington Dos Santos Pereira

La crisis sanitaria se complica cada día que pasa y, con ella, cada jornada se hace más patente la económica y social. El cierre de la hostelería anunciado en Castilla y León para este viernes a partir de las 0,00 horas y durante catorce días para frenar el avance imparable de la covid e intentar evitar el colapso hospitalarios y sanitario, amenaza con una nueva sangría en el empleo y la actividad económica de este sector, ya dañado de por sí en estos casi ocho meses de alerta sanitaria.

Las previsiones económicas en la Comunidad para este 2020, antes de este anuncio hecho hoy por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ya no eran nada halagüeñas, según los datos aportados por el Centro de Predicción Económica (CEPREDE), por lo que al final de año podrían ser aún peores si se mantiene esta negativa tendencia de contagios.

Y es que las previsiones de este organismo para este año son de una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del -8,8 por ciento, un l 1,1 por ciento más que la estimación de final de junio y el menor desplome del conjunto autonómico.

O lo que es lo mismo: un descenso del crecimiento económico de casi dos puntos menos que las previsiones de caída nacional de 10,7 puntos en el 2020. Tras las subidas del PIB del 1,1 y 2,1 por ciento en 2019 y 2018 en Castilla y León, CEPREDE estima que el decrecimiento se situé en el 8,8 por ciento en el 2020, el menor del conjunto regional.

Si bien, las caídas oscilan entre ese -8,8 por ciento de Castilla y León y el -16,1 de Baleares, con un -14 por ciento en la Comunidad Valenciana, -13,9 en La Rioja y -13,5 en Asturias, muy por encima del desplome que se producirá en nuestra Comunidad, por lo que a tenor de estos datos, sa la sensación de que la Región “puede darse con un canto en los dientes”, como suele decirse por estos lares.

Ceprede tiene claro que la segunda ola de la covid se ha consolidado en toda España, así como que la declaración de un nuevo estado de alarma para controlar la pandemia y las distintas medidas para frenarla “lastrarán aun más el crecimiento en todas las regiones".

De cara a 2021, el principal problema es que las intenciones del Gobierno es alargar el estado de alarma hasta mayo, lo que esta deteriorando las expectativas de rápida recuperación en "V.