Castilla y León mantendrá el candado puesto hasta el 24 de noviembre

Fernández Mañueco traslada al Gobierno de España la decisión de ampliar el cierre perimetral que pretende doblegar la curva y escapar del confinamiento domiciliario

Aunque no por esperado deja de ser noticia, el cierre de perimetral de castilla y León se prolongará hasta el próximo 24 de noviembre, concretamente hasta las 23,59 horas del día 23, para intentar contener al virus y doblegar de una vez por todas la curva para escapar del temido confinamiento domiciliario.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha enviado una carta a los ministros de Sanidad, de Interior y de Exteriores, Salvador Illa, Fernando Grande-Marlaska y Arancha González Laya respectivamente, para informarles de la decisión de prorrogar el confinamiento perimetral de Castilla y León, que decaía mañana lunes a las dos de la tarde, durante catorce días más, .

Igualmente, el líder autonómico ya ha comunicado la decisión a los presidentes de Madrid y Castilla-La Mancha, Isabel Díaz Ayuso y Emiliano García Page, respectivamente, así como a otras comunidades limítrofes y al portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Luis Tudanca, según informa la Junta en un comunicado.

De esta forma, se mantiene la restricción de la entrada y salida de personas del territorio autonómico, y sólo estará permitido cruzar los límites de la Comunidad en casos justificados como “la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil; y el cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables”.

Asimismo, se permitirá para el “cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales; el retorno al lugar de residencia habitual; y el desplazamiento a entidades financieras o de seguros”. Otro supuesto es la “realización de actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales; la renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables; y los exámenes o pruebas oficiales inaplazables o cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada”.

Además, la circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen Castilla y León estará permitida siempre y cuando tengan origen y destino fuera de la Comunidad.

Esta medida se complementa con el toque de queda a las diez de la noche fijado en esta Comunidad, que también ha cerrado la hostelería, los centros comerciales y los gimnasios y locales deportivos y polideportivos para evitar al máximo el contacto social.

También se prohibieron las visitas a las residencias de personas mayores pero el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León no ratificaba esta medida y permite por tanto que los familiares puedan ir a ver a sus seres queridos aunque con las medidas de seguridad y prevención estipuladas. Una decisión que el Gobierno autonómico ha acatado este domingo.