Ibáñez: “La Junta ya trabaja para paliar la escasez de habilitados nacionales en los ayuntamientos”

El consejero de la Presidencia se reúne en León con el Procurador del Común, Tomás Quintana, a quien traslada un informe con las actuaciones llevadas a cabo por su departamento en la legislatura y en pandemia

El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez, mantiene una reunión con el Procurador del Común, Tomás QuintanaCAMPILLOIcal

El consejero de la Presidencia se ha reunido este lunes en León con el Procurador del Común. Tomás Quintana, para hacer balance de algunas de las actuaciones que la Consejería ha mantenido a lo largo de la legislatura, con especial incidencia en los últimos meses vinculados a la pandemia. En esta línea de colaboración, Ibáñez ha presentado a Tomás Quintana el informe de aceptación por parte de la Consejería al respecto de la resolución remitida por el Procurador relativa a la cobertura de puestos de habilitados nacionales en la Comunidad Autónoma.

Así, ha expuesto al Procurador del Común las numerosas acciones que desde la Consejería se han llevado a cabo desde el inicio de la legislatura para buscar alternativas a una escasez de plazas, que sin ser responsabilidad de la Junta, viene motivada en buena medida por la falta de ambiciosas convocatorias de ofertas de empleo público, cuya competencia es de la Administración del Estado. “Estamos trabajando para conseguir cubrir estos puestos en los ayuntamientos y dar respuesta a esta demanda de años”, aseguraba Ibáñez.

Y es que la escasez de oferta de empleo público es otro de los temas que la Consejería ha abordado de forma urgente desde el inicio de la legislatura, conocedores de las dificultades que tienen muchos ayuntamientos para cubrir puestos, especialmente de secretaría intervención, en toda la Comunidad.

Desde la Consejería la acción se ha llevado también a los órganos de mayor representación en el mundo local como es la Conferencia de Titulares de Alcaldía y Presidencias de Diputación. En la reunión de la conferencia de mayo de este año se firmó un Acuerdo que compromete a los miembros de la conferencia a desarrollar las acciones necesarias para resolver la situación de falta de cobertura de estos puestos, lo cual implica de forma urgente una planificación y publicación de ofertas de empleo público adecuadas y continuadas en el tiempo por parte de la Administración del Estado.

Asimismo, el acuerdo contempla el compromiso de los miembros a colaborar y participar en el proceso de aprobación de la normativa autonómica, cuyos trámites ya ha iniciado la Consejería de la Presidencia para la regulación de los procedimientos de cobertura de los puestos reservados mediante personal interino, buscando fórmulas agiles que, además, garanticen la formación profesional adecuada de las personas que acceden a estos puestos reservados.

El consejero recordaba que “este es un grave problema ya que las funciones que tiene encomendadas estos puestos son de carácter obligatorio e indispensable en el funcionamiento y la gestión ordinaria de la administración local, tales como la rendición de cuentas, elaboración de presupuestos, emisión de informes exigidos por la administración estatal o autonómica, o el funcionamiento de los servicios locales.”

El informe de la Consejería da también contestación a la resolución del Procurador y aclara que la Junta ya ha iniciado las actuaciones necesarias para modificar el Decreto 32/2005, de 28 de abril, por el que se regulan los procedimientos de selección de funcionarios interinos y se crea la bolsa de trabajo para la provisión temporal de puestos de trabajo reservados. Todo ello para dar una nueva regulación al procedimiento para la provisión de puestos vacantes por interinos de manera que, articulando el principio de autonomía local y los principios constitucionales de acceso a la función pública, se pueda proceder a la selección de estos de manera más ágil, económica y coordinada.

El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez, mantiene una reunión con el Procurador del Común, Tomás QuintanaCAMPILLOIcal

Asimismo, durante la reunión, el consejero hacía hincapié en el especial esfuerzo de todas las consejerías para dar respuesta a las cuestiones planteadas sobre los temas relacionados con la covid, especialmente entre marzo y mayo, cuando se iniciaron de oficio por parte del Procurador del Común diferentes iniciativas en las que se interesaba por cuestiones relacionadas con la pandemia. Por la urgencia de las cuestiones planteadas se acortaron los plazos de respuesta a una semana en aquellas que requerían mayor prontitud, cuestiones que afectaban a todas las consejerías, y de forma especial a las consejerías de Familia e Igualdad de Oportunidades, Sanidad y Educación.

“La pandemia no ha supuesto un parón en la actividad de la Junta con el Procurador del Común, más bien todo lo contrario, muestra de este especial esfuerzo del Ejecutivo autonómico es el número de trámites que se realizaron durante el periodo de confinamiento comprendido entre el 14 de marzo y el 31 de mayo, en total 395”, apuntaba el consejero.

Estos trámites se refieren a varios tipos de documentos firmados durante ese periodo, y que incluyen tanto el envío a las Consejerías de peticiones de información, reiteraciones, resoluciones, cierres de expedientes, como al Procurador del Común, informes de Consejerías, postura ante resoluciones.

Por último, Ibáñez ensalzaba la labor del Procurador del Común en relación con la defensa y protección de los derechos constitucionales de los castellanos y leoneses, “especialmente en momentos de gran incertidumbre como los que estamos viviendo, es importante recordar que instituciones como el procurador garantizan la total autonomía y objetividad en su cometido, un órgano independiente que es una garantía para nuestros paisanos”.