La Policía Nacional salva a una bebé en parada cardiorrespiratoria en Palencia

La rápida actuación de los agentes, sin tiempo para esperar la llegada de la ambulancia, resulta vital para la recuperación de la

Agente de la Policía Nacional
Agente de la Policía NacionalServicio Ilustrado (Automático) POLICÍA NACIONAL

Dos agentes de Policía Nacional se convirtieron en los “ángeles de la guarda” de una bebé, de menos de un año, al salvarle la vida tras sufrir una parada cardiorrespiratoria en plena calle en Palencia. Los agentes fueron requeridos por una mujer mientras patrullaban uniformados por la plaza Obispo Nicolás Castellanos, quien alertó, con su bebé en brazos, que su hija “se moría y no respiraba”.

La bebé tenía los indicadores vitales colapsados y no respiraba, al ser trasladado en el propio vehículo policial al centro de salud de Los Jardinillos, dado que la gravedad de la situación no permitía la espera hasta la llegada de una ambulancia solicitada al Servicio de Emergencias 1-1-2.

Con la llegada al ambulatorio, los facultativos comenzaron a realizar labores de reanimación de la menor, con las que consiguieron su recuperación tras entrar en parada cardio-respiratoria.

Según han informado los médicos, la niña ha sufrido una parada cardiorrespiratoria y ha estado unos instantes sin respirar pero la han podido recuperar y se encuentra fuera de peligro gracias a la rápida actuación de los policías que ha resultado “decisiva para evitar un fatal desenlance”.