Recurrirán la negativa de Villadangos del Páramo para exhumar los restos de represaliados de la Guerra Civil

La ARMH estudia la opción de plantear una denuncia ante la Fiscalía

Voluntarios de la ARMH buscan en Piedrafita de Babia (León), la localización de una fosa, ayudados por un excavadora
Voluntarios de la ARMH buscan en Piedrafita de Babia (León), la localización de una fosa, ayudados por un excavadoraEloy AlonsoEFE

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) recurrirá la votación celebrada por la junta vecinal de Villadangos del Páramo (León), que impide a los familiares de los asesinados en ese lugar, enterrados en el cementerio durante la Guerra Civil, llevar a cabo una exhumación para localizarlos.

La ARMH señala en un comunicado que la convocatoria de votación que llevó a cabo la junta vecinal que tenía por objeto decidir “si realizar una intervención en el cementerio de Villadangos”, pero ha denunciado que, en la papeleta que recibieron los vecinos para ejercer el voto.

La argumentación se centró en el proyecto aunque se cambió la redacción del motivo y se pasó a “negar el derecho de las familias de los desaparecidos”. ”Tampoco tuvo en cuenta la junta vecinal que la intervención ya había sido autorizada por la Junta de Castilla y León y que el vicepresidente de la misma declaró que no existe capacidad para tomar esas decisiones en una administración local porque hay una ley nacional y otra autonómica que garantizan el derecho de las familias”, ha recalcado esta organización.

La asociación ha señalado que algunos vecinos “si fueron sensibles y solidarios con las reclamaciones de los familiares y consideraron vergonzoso que se sometiera un hecho tan elemental a votación por lo que decidieron ni participar en ella”. En este caso lo cierto es que desde que iniciaron los trámites los familiares “han tenido que enfrentarse a numerosas mentiras, ocultaciones, a la negación de que esos hechos hubieran ocurrido o al intento del alcalde por disuadirle de que trataran de buscar los restos en el cementerio”.

Además de presentar el caso ante la autoridad competente de la Junta de Castilla y León, la asociación estudia la posibilidad de llevar a cabo una denuncia por prevaricación administrativa, teniendo en cuenta los “inusuales trámites que ha reclamado el Ayuntamiento, como tratar el impacto ambiental, y el hecho de que la junta vecinal se haya arrogado un poder de decisión del que carece a la hora de autorizar o negar el ejercicio de un derecho”.

En ese sentido, la ARMH estudia la opción de plantear una denuncia ante la Fiscalía y recuerda que el articulado de la Ley de la Memoria Histórica del año 2007 reconoce el deber de las administraciones locales de ayudar a las familias y en caso de que pongan dificultades existe la posibilidad legal de llevar a cabo una expropiación forzosa y temporal del terreno.