Suárez-Quiñones expone en Bruselas la opinión de la España autonómica sobre la Estrategia de Suelo

El consejero resalta la necesidad de abordar la situación y dar prioridad a ayudas para la descontaminación de emplazamientos pasivos mineros e industriales que se encuentra en estado de abandono

Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente, participa en el Consejo de la UE de Medio Ambiente para defender la posición común de las comunidades autónomas de España en relación a la futura Estrategia de Suelos de la Unión Europe
Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente, participa en el Consejo de la UE de Medio Ambiente para defender la posición común de las comunidades autónomas de España en relación a la futura Estrategia de Suelos de la Unión Europe FOTO: ELIO GERMANI Elio Germani/ ICAL

Castilla y León lidera este semestre la representación de las comunidades autónomas españolas ante el Consejo de Ministros de Medio Ambiente celebrado hoy en la sede del Consejo Europeo en Bruselas, donde el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha expresado la posición común de las Comunidades Autónomas respecto al instrumento de la Unión Europea sobre la Estrategia de suelo, posición que incluye la referida al nuevo Reglamento para comercializar productos relacionados la deforestación y degradación forestal.

El consejero acompañó en este Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea a la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España, Teresa Ribera.

La importancia del trabajo de las CCAA en el desarrollo de las políticas europeas

La participación en la toma de decisiones del Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea por parte de las comunidades autónomas es de gran importancia, dado que aportan el elemento práctico de las normas y las políticas comunitarias de medio ambiente y, sobre todo, la visión de la gestión de las normas que recae en las administraciones autonómicas.

En este marco, desde la Junta de Castilla y León se ha mantenido permanentemente informados a los diferentes representantes autonómicos sobre los trabajos de los grupos de trabajo que desarrollan diferentes normas europeas que, posteriormente, son de obligado cumplimiento en toda la Unión Europea. Éstos incluyen las propuestas, los informes sobre lo tratado donde se ven las diferentes posiciones de los estados miembros y los debates para llegar a acuerdos y otros cuyo análisis e interiorización resulta tremendamente importante de cara al desarrollo de las acciones futuras vinculadas a la protección del medio ambiente en general.

Todo este trabajo va orientado a la participación de las Comunidades Autónomas de España, en este caso representadas por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea que se celebró en Bruselas, donde defiende la posición común que se alcanzó el pasado 9 de diciembre entre totas las Comunidades Autónomas sobre la futura Estrategia de Suelo de la Unión Europea y sobre la propuesta de Reglamento sobre la reducción de riesgos de deforestación y degradación forestal asociada a productos puestos en el mercado en la UE.

Futura Estrategia del Suelo de la Unión Europea para 2030

Así, con la Estrategia del Suelo se pretende aprovechar los beneficios que proporcionan los suelos bien conservados para las personas, los alimentos, la naturaleza y el clima; la UE necesita una Estrategia del Suelo renovada que establezca un marco y unas medidas concretas para llevar a cabo esa protección que movilice además el compromiso social, los recursos financieros necesarios, el conocimiento compartido, las prácticas sostenibles y el seguimiento adecuado para alcanzar los objetivos planteados en la Estrategia. Esta Estrategia tiene unas importantes sinergias con otras políticas ambientales como es lo referido al cambio climático, protección de la biodiversidad, calidad de las aguas subterráneas, políticas forestales y agrícolas, etc.

El consejero Suárez-Quiñones ha resaltado la necesidad de abordar la situación y dar prioridad a ayudas para la descontaminación de emplazamientos pasivos mineros e industriales que se encuentra en estado de abandono desde hace muchos años.

En cuanto a la posición común de las Comunidades Autónomas representadas por el consejero, respecto a los productos asociados a la deforestación y degradación forestal, sobre la realidad mundial de la reducción que se ha producido en el ínterin 1990-2020 de hectáreas netas de bosque (no es el caso de Castilla y León), el Reglamento de deforestación se marca como objetivo minimizar la contribución de la Unión a la deforestación y a la degradación de los bosques en todo el mundo, a través de productos importados (la soja, la carne de vacuno, el aceite de palma, la madera, el cacao y el café, y de algunos de sus productos derivados), minimizando la entrada de productos de riesgo y de países de riesgo por falta de compromiso en la lucha contra la tala clandestina de árboles y, además, reducir la contribución de la Unión Europea a las emisiones de gases de efecto invernadero y a la pérdida de biodiversidad mundial.

El modelo de la ganadería extensiva sostenible de las CCAA de España

Con el impulso de Castilla y León, las Comunidades Autónomas de España han incluido en la posición ante la Unión Europea la petición de que este Reglamento debe insertar una definición de ganadería extensiva sostenible tomando como referencia los diferentes modelos disponibles a nivel regional en España, como son los de Castilla y León, definición que permita excluir de la aplicación del Reglamento a los productos procedentes de explotaciones ganaderas que cumplan con los requisitos que se fijen en esta línea, que no se verían afectados por los controles y limitaciones que pudiera conllevar el Reglamento, algo que sería muy beneficioso para este importante sector ganadero en Castilla y León.