Lucas pide que se aplacen los nuevos currículos hata el curso 2023/24

La consejera de Educación insiste en que el Real Decreto que regula las enseñanzas mínimas de Bachillerato es perjudicial para Castilla y León

La consejera de Educación, Rocío Lucas, tras la Conferencia Sectorial telemática
La consejera de Educación, Rocío Lucas, tras la Conferencia Sectorial telemática FOTO: Jcyl La Razón

El Gobierno que preside Fernández Mañueco apuesta por la calidad educativa y una enseñanza de excelencia, y considera que el Real Decreto que regula las enseñanzas mínimas de Bachillerato es “perjudicial” para el sistema educativo de Castilla y León. Y por ello, la Junta pide que se aplacen los nuevos currículos hasta el curso 2023/24

Así se lo ha trasladado este miércoles la consejera de Educación, Rocío Lucas, a la ministra Pilar Alegría durante la Conferencia Sectorial que se ha celebrado de forma telemática, en la que la representante educativa de esta Comunidad ha insistido en que a Castilla y León no le convence ni el Bachillerato General, ni titular con una materia suspensa, ni la rebaja de contenidos en algunas materias.

Lucas explica que los motivos del rechazo son numerosos, empezando por la posibilidad de obtener el título de Bachillerato, y por lo tanto acceder a la EBAU, con una asignatura suspensa.

“El alumnado puede aprovechar esta circunstancia para aminorar esfuerzos”, advierte Lucas, que tampoco está de acuerdo con que se reduzcan los contenidos asignaturas como la historia, que considera clave, o con la falta de una asignatura espejo para religión que favorezca la libre elección.

Rocío Lucas ha manifestado su disconformidad, también, con la nueva vía del Bachillerato General. Según la consejera de Castilla y León no tiene un referente claro de salida, por lo que puede dificultar enormemente el acceso a la universidad en algunas titulaciones.