El PP se prepara para dar la batalla al “Sanchismo”

Carlos García Carbayo y Javier Lacalle dirigirán las campañas del PP en Salamanca y Burgos

Reunión del Comité de Campaña del PP de Burgos
Reunión del Comité de Campaña del PP de Burgos FOTO: Ricardo Ordoñez Agencia ICAL

El PP sigue preparando la campaña electoral que arrancará en apenas un mes y avanza en la conformación de los equipos de campaña en cada una de las provincias. Este jueves han sido los populares de Burgos y Salamanca los que han puesto en marcha sus respectivos Comités de Campaña Provincial que tendrán, en el caso de Burgos, como responsable político al consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, y como director de la misma al senador Javier Lacalle . Mientras que en Salamanca será su alcalde, Carlos García Carbayo, el coordinador de esta campaña en la provincia charra.

Los populares de ambos territorios se conjuran con el reto de concentrar el voto en el PP para que Castilla y León “no sea pasto del sanchismo”, y llaman a escapar de las políticas de Sánchez, “que solo traen división, paro, pobreza, hachazos fiscales, enfrentamiento, sectarismo o privilegios para unos y palos para otros”.

Por el contrario, reivindican las políticas de su partido que se centran en “unir para crecer, proteger a las familias, apoyar a las empresas y autónomos para generar empleo, defender el medio rural y bajar impuestos”.

Tanto en Salamanca como en Burgos señalan que las elecciones de Castilla y León son “una oportunidad histórica” para la Comunidad, e insisten en pedir el voto para Alfonso Fernández Mañueco como muro de contención frente al sanchismo en nuestra tierra, para que pueda gobernar en solitario y sin ataduras.

La también senadora Cristina Ayala será la directora adjunta de la campaña en Burgos. La sede del PP burgalés y salmantino han acogido este jueves reuniones de sus Comités con motivo de la convocatoria de las elecciones autonómicas del 13 de febrero.

En ambas, han mostrado su “respaldo” al proyecto del PP, como en el resto de la Comunidad, incrementando la intención de voto y volviendo a posicionarse como la primera fuerza política en sus provincias.

.