Fernández Mañueco pide a Pedro Sánchez que aproveche su visita a Palencia para anunciar la rectificación del ministro Garzón o su cese

El presidente de Castilla y León acusa al Gobierno de “atacar constantemente” a los sectores productivos más importantes de la Comunidad

El presidente del PP y de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco
El presidente del PP y de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco FOTO: NACHO GALLEGO EFE

El presidente de la Junta y del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, reclamó al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, que aproveche su visita del próximo domingo a Palencia para anunciar una rectificación del ministro de Consumo, Alberto Garzón, o bien su cese, después de sus declaraciones sobre el sector cárnico.

Fernández Mañueco, en su perfil de la red social Twitter, recalcó que el Gobierno de Sánchez “ataca constantemente” a los sectores productivos más importantes de Castilla y León, a la vez que aseguró que “seremos implacables en la defensa de nuestros ganaderos y agricultores”.

El presidente del PP de Castilla y León volvió a salir al paso de las declaraciones de Garzón en las que criticaba las macrogranjas y aseguraba que los promotores de estas explotaciones “encuentran un pueblo en un pedacito despoblado de España y ponen 4.000, 5.000 o 10.000 cabezas de ganado. Después, contaminan el suelo y el agua y, más tarde, exportan esa carne de mala calidad de unos animales maltratados”.

Fernández Mañueco afirmó que Garzón es reincidente en sus ataques a un sector clave para Castilla y León como es la ganadería y argumentó que la Comunidad cuenta con 36.000 explotaciones que generan 70.000 empleos directos. “Sánchez no puede mantener en su Gobierno a quien pone en peligro una actividad esencial”, remarcó.

En este sentido, también a través de Twitter, el jefe del Ejecutivo autonómico recordó que “Castilla y León es líder en el sector ganadero, que aporta el 50 por ciento al valor de producción agraria regional, mientras que en el conjunto de España supone el 38 por ciento. Un sector pujante y de excelencia como avalan las 23 figuras de calidad reconocidas nacional e internacionalmente”.

Echenique

Por otra parte, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, calificó este miércoles de “bulo” la polémica suscitada por las críticas del ministro de Consumo, Alberto Garzón, al modo de producción de las macrogranjas, y lamentó que “millones de ciudadanos adultos se los traguen, incluido algún presidente autonómico”, en referencia al de Aragón, Javier Lambán.

Echenique fue el primer dirigente de Unidas Podemos que se pronunció, en su caso a través de las redes sociales, sobre la controversia suscitada ayer por una entrevista con Garzón que publicó el periódico británico ‘The Guardian’ el pasado 26 de diciembre, en la que el ministro defendió las explotaciones ganaderas extensivas pero criticó a las macrogranjas y su modo de producción.

“Encuentran un pueblo en una parte despoblada de España y ponen 4.000, 5.000 ó 10.000 animales. Contaminan el suelo, contaminan el agua y luego exportan esa carne de mala calidad de esos animales maltratados”, denunció literalmente Garzón. Ayer, dirigentes del PP y el propio Lambán pidieron su cese o dimisión por estas palabras.

Este miércoles 5 de enero de 2022, la ministra de Educación, Pilar Alegría, acotó en una entrevista las palabras de su compañero de gabinete a una posición “personal” y quiso recordar que “la posición del Gobierno sobre este tema la hemos dejado muy clara en otras ocasiones, empezando por el propio presidente del Gobierno, que ha pronunciado de forma taxativa su posición a favor del sector ganadero”.

Echenique se refirió en su mensaje a este asunto y a la vez a una publicación periodística sobre el aumento del patrimonio de la ministra de Igualdad, Irene Montero, desde que está en el Gobierno. “Lo más triste sobre los bulos de ayer sobre Irene Montero y Alberto Garzón no son los medios que los fabrican. La derecha mediática ya sabemos cómo funciona. Lo más triste -y peligroso- es que millones de ciudadanos adultos se los traguen, incluido algún presidente autonómico”.