El Gobierno confirma la “muerte violenta” de Esther López, la joven de Traspinedo (Valladolid)

La Guardia Civil mantiene aún así, todas las líneas de investigación abiertas ya que el cadáver tenía la misma ropa con la que desapareció Esther López

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, confirmó hoy la “muerte violenta” de Esther López, la joven de Traspinedo (Valladolid) cuyo cadáver fue hallado ayer, sábado 5 de enero, a la intemperie, sin enterrar, en las inmediaciones de la localidad, a unos tres kilómetros, en una zona que si no había sido rastreada, está muy cerca de los lugares inspeccionados.

“Confirmada la muerte violenta de la joven desaparecida en Traspinedo (Valladolid), quiero expresar mis condolencias y apoyo a su familia y personas queridas, y pedir respeto para ellas y para la investigación. Debemos evitar elucubraciones y reacciones que pueden causar más daño”, sentencia en su cuenta de Twitter.

El anuncio coincide con la celebración hoy en la localidad de una concentración silenciosa en la que participaron vecinos del pueblo y de los alrededores, que se acercaron a la plaza del Ayuntamiento para rendir un homenaje a la joven.

El cadáver de Esther fue localizado ayer, sobre las 10.30 horas, por un hombre que paseaba por el lugar, a unos tres kilómetros de la localidad. Fue encontrado en una zona que ya había sido rastreada, si no, en una muy próxima a la que se había inspeccionado, y que estaba en superficie. Es decir, no estaba enterrado. Ahora se investiga si el cadáver se encontraba allí desde un principio o ha sido colocado.

No obstante, a pesar de este anuncio por partes de Rossell, la Guardia Civil mantiene abiertas todas las líneas de investigación para esclarecer cómo se produjo la muerte de Esther López, y para ello está siendo muy importante el resultado de la autopsia que desde las 10 de la mañana le están realizando al cadáver en el Instituto Anatómico Forense de Valladolid.

En declaraciones a los medios el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, recogidas por Efe. “No se descarta nada, todo son elucubraciones”, ha incidido el subdelegado del Gobierno en Valladolid, que se ha remitido al secreto de sumario del caso y a la espera de lo que diga la autopsia.

Al parecer, la joven ha aparecido con la misma ropa que llevaba el día de su desaparición en una zona que no había sido batida por ser un lugar habitual de paso de los vecinos de la localidad, según han precisado a Efe fuentes de la investigación, quienes aseguran que si el cuerpo hubiera estado allí desde el principio se hubiese visto antes.

El subdelegado del Gobierno no ha podido confirmar si también han aparecido al lado del cuerpo objetos personales como el móvil.

Álvarez ha dicho que cree que el paseante que encontró a las 10.30 de ayer el cuerpo sin vida de Esther, cerca de la carretera que va al municipio, a unos 3,5 kilómetros, en superficie y en lugar visible, es un vecino del municipio, mientras que el alcalde de Traspinedo, Javier Fernández, ha explicado que no sabía de quien se trataba.

El subdelegado del Gobierno tampoco ha entrado en la cuestión de si había algún tipo de seguimiento a alguno de los sospechosos, como el único detenido que posteriormente fue puesto en libertad, y ha descartado que vaya a haber “en principio, alguna detención en breve”.

El subdelegado ha admitido que las cámaras que hay en el Restaurante La Maña, en el cruce de la N-122 para acceder a la carretera hacia Traspinedo, donde se encontró el cuerpo de Esther “van a ayudar a esclarecer el caso”.