El campo vuelve a movilizarse contra la protección del lobo

Los ganaderos se manifestarán este miércoles en la localidad leonesa de Riaño para reclamar también indemnizaciones acordes a los daños que provoca este animal

Los ganaderos abulenses están muy preocupados por el aumento de ataques de lobos
Los ganaderos abulenses están muy preocupados por el aumento de ataques de lobos

El campo vuelve a echarse a la calle este miércoles para advertir nuevamente de los daños que está causando el lobo a los ganaderos y que está poniendo en riesgo el futuro de muchas explotaciones, desde que el pasado mes de septiembre de 2021 este animal se incluyera en la lista de especies protegidas de la Península Ibérica, Lespre, prohibiendo también su caza al norte del río Duero, cuando al sur ya lo estaba por la Europa de la Unión, y, de facto, en toda la Península Ibérica.

Una situación que mantiene en jaque a decenas de ganaderos de la Comunidad que ven como un día sí y otro también manadas de lobos que campan a sus anchas están matando a sus rebaños.

Los últimos ataques registrados en el norte de Castilla y León, y concretamente en las provincias de León y Palencia, en las zonas de montaña, pero también en el norte de Zamora, donde advierten las gentes del campo que la superpoblación de lobos ha llegado al límite, ha propiciado que los ganaderos se vuelvan a movilizar, esta vez en la localidad leonesa de Riaño, para mostrar su rechazo a esta protección del lobo, pedir que se permita de nuevo su caza para poder controlar la población y que sea compatible con la actividad ganadera y, finalmente, para exigir a las administraciones que paguen las indemnizaciones en su totalidad que corresponde por los animales y que esta salga de los Presupuestos Generales del Estado y no de fondos detraídos de la Política Agraria Común (PAC).

En este sentido, los ganaderos del vacuno y ovino advierten de la gravedad de la situación ya que a estos ataques t el daño que provocan a su patrimonio, hay que sumar una “dramática” crisis de precios, con costes elevadísimos por el cada vez mayor incremento del gasto en piensos.

Así mismo, recuerdan que la ganadería es esencial para nuestro territorio rural, para impulsar producciones alimentarias de calidad y para luchar contra el despoblamiento.

Desde Asaja en Castilla y León han anunciado este lunes que estarán presentes en esta protesta y recuerdan que a nivel nacional tienen presentado ante la Audiencia Nacional un recurso contencioso administrativo contra la Orden por la que se declara al lobo como especie especialmente protegida, lo que no permite controlar los censos mediante la práctica de cinegética.

“El lobo debe de ser una especie protegida, pero al mismo tiempo se han de controlar los censos para que sean compatibles con el sistema ganadero actual y evitar que este depredador ocupe espacios en los que nunca estuvo presente”, señalan en un comunicado al que ha tenido acceso este periódico.

La manifestación se desarrollará este miércoles 20 de abril a la una de la tarde en la localidad leonesa de Riaño.