Jaque al Mobile World Congress

Nvidia se suma a la lista de bajas por miedo al coronavirus

An employee places a banner with information of MWC20 in Barcelona
Un empleado del MWC durante los preparativos del eventoNACHO DOCEReuters

Con los focos puestos en la ciudad de Wuhan, medio mundo intenta atajar los efectos del coronavirus. La mortalidad es por ahora escasa pero el creciente oscurantismo de China invita a la prevención con los grandes eventos en el ojo del huracán. Los Juegos Olímpicos de Tokio aguardan en el horizonte y el primer ensayo tendrá lugar en apenas unas semanas en Barcelona: el Mobile World Congress.

La espantada de la surcoreana LG y el amago de ZTE dieron la primera voz de alarma. Ericsson confirmó la tendencia y ayer fue el turno de Nvidia. No en vano, el evento congrega a 110.000 personas de todo el mundo, 2.400 empresas expositoras, 200 países, 160 delegaciones gubernamentales y tiene un impacto económico de casi 500 millones de euros. La presencia china, al margen es más que importante con marcas como Huawei, Lenovo, Zopo o Xiaomi. En concreto, se calcula que durante los días del congreso, del 24 al 27 de febrero, unos 5.000 ciudadanos chinos llegarán a Barcelona.

Generalitat, Ayuntamiento y la organización del Mobile World Congress se conjuraron esta semana vender una imagen de tranquilidad a los participantes. El congreso está blindado contra el coronavirus, a falta de dos semanas para el comienzo del evento. Pero no las tienen todas consigo.

Desde GSMA, la organización, aseguran que están monitorizando y evaluando el potencial impacto del coronavirus, pero remarcaron que la edición de este año del Mobile continuará «según lo planeado». A su juicio, las medidas implementadas para evitar son más que suficientes pese a que el protocolo se actualizará en caso de ser necesario. Estas medidas pasan por reforzar las medidas de limpieza y desinfección en los puntos de contacto más frecuentes, como zonas de restauración, lavabos, entradas y salidas del recinto, pantallas táctiles de uso público en incluso los micrófonos de los conferenciantes, que se sustituirán después de cada intervención. También se aumentará la asistencia médica durante el congreso pero recomiendan evitar los encajes de manos.

Al respecto también se pronunció el conseller de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró. «No alarmemos más de lo necesario», señaló Puigneró. «Quiero trasladar un mensaje de tranquilidad y no alarmismo ante el que es el evento tecnológico más importante del mundo». El conseller, no obstante, admitió la importancia de «una empresa importante» como LG, pero recordó que las precauciones de LG no tienen que ver directamente con el MWC ya que la firma a prohibido los desplazamientos de sus empleado a cualquier lugar del mundo. “Es una decisión global que no relaciona directamente con el Mobile, aunque evidentemente tenga un efecto», señaló. Por todo ello, desde la Generalitat apuestan por coordinarse con GSMA. «No nos planteamos en absoluto cancelar el Mobile», remachó Puigneró.

Ayer salió a la palestra la propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para garantizar la buena salud del congreso. «¿Alguien piensa que si yo creyera que hay riesgo no estaría haciendo alguna cosa? Seríamos los primeros que estaríamos pidiendo medidas», afirmó en una entrevista concedida a Catalunya Ràdio. La alcaldesa instó a actuar con «calma y tranquilidad» y a tener «confianza» en las autoridades sanitarias y los protocolos que se han acordado, y se ha mostrado completamente convencida de que el Mobile «se puede desarrollar con perfecta normalidad». Colau espera que no haya más compañías que descarten su presencia en el MWC y les ha invitado a venir a la ciudad a «disfrutar de un congreso que tiene que ser un éxito».

Pero no convenció, la tecnológica estadounidense Nvidia anunció que se suma a Ericsson y LG y no acudirá al Mobile. «Dados los riesgos para la salud pública en torno al coronavirus, nuestra principal preocupación es garantizar la seguridad de nuestros colegas, socios y clientes», afirma en un comunicado la multinacional, que asegura haber avisado ya a GSMA, la asociación organizadora del Mobile, de su decisión de no participar. La firma asegura que el MWC Barcelona es uno de los congresos tecnológicos más importantes del mundo y que en los últimos meses ha estado trabajando para presentar allí su trabajo en ámbitos como el 5G o la inteligencia artificial. No obstante, considera que es «la decisión correcta».