Coronavirus: Oriol Mitjà asesorará a Torra para preparar el desconfinamiento en Cataluña

El doctor elaborará un informe para reactivar la actividad en la autonomía tras el cierre mientras la Generalitat moviliza a los centros de investigación para hacer tests masivos

El estado de alarma se alargará en toda España previsiblemente más allá del 26 de abril, aunque el grado de restricciones se irá modulando en función de la evolución de la pandemia del coronavirus. Para evitar un nuevo rebrote y hacer un desconfinamiento controlado, el Govern ha nombrado al doctor Oriol Mitjà como asesor del president Quim Torra. Mitjà, que no percibirá ninguna retribución, elaborará durante los próximo 15 días un informe sobre cómo debe de desarrollarse ese proceso.

La portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ya ha advertido de que será “gradual” y ha evitado concretar una fecha para el regreso a la normalidad en Cataluña. Pese a que el contenido del informe de Mitjà no estará listo hasta dentro de dos semanas, el doctor ya ha venido desvelando qué pasos se deben dar en la fase postconfinamiento, que ha agrupado en cuatro bloques.

El primer bloque se centra en el desconfinamiento secuencial, que debería de seguir el orden inverso a las fases de confinamiento, según ha explicado Mitjà a través de las redes sociales. Es decir, primero se abrirían los negocios, después la hostelería y, finalmente, las escuelas y los grandes eventos, que deberán esperar más tiempo. Las personas mayores también deben quedar aisladas en casa más tiempo.

El segundo bloque se centra en la evaluación de la inmunidad poblacional, con pruebas rápidas serológicas para saber quién ha pasado la infección y está inmunizado. A su juicio, estos tests deberían de poder hacerse en farmacias, centros de atención primaria, empresas y universidades.

El tercer bloque se centra en la detección precoz de casos y contactos, con pruebas rápidas de antígeno o PCR a personas con síntomas y se aísla a los casos positivos. Una vez diagnosticado un positivo, Mitjà plantea que a través de los datos de movilidad se puede detectar y avisar a los contactos de un positivo.

El Govern ha activado las máquinas PCR de los centros de investigación de Cataluña para realizar 170.000 tests en seis semanas. Según ha informado Budó, hoy se ha aprobado el Programa Orfeu para incrementar el número de pruebas y ha asegurado que el desconfinamiento debe pasar por un “cribaje masivo” de la población para controlar la evolución de la epidemia del coronavirus. En esta primera fase, el programa incluirá al Centro de Regulación Genómica, el Instituto de Bioenginería de Cataluña y el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona. En una segunda, Budó ha explicado que se puede incrementar la capacidad de tests con la incorporación de las universidades. Y, en una tercera, se añadirán las empresas y laboratorios privados, aunque por ahora no ha concretado fechas ni cantidades.

Finalmente, el cuarto bloque aborda las medidas de confinamiento focalizadas, para actuar cuando se detecte en alguna zona un incremento de casos.