El condenado por abusos a menores en un centro de Maristas seguirá libre hasta que la sentencia sea firme

El fallo respecto Joaquín Benítez está pendiente de un recurso ante el Supremo

Joaquín Benítez, el ex profesor de los maristas condenado por abusar sexualmente de cuatro menores de edad
Joaquín Benítez, el ex profesor de los maristas condenado por abusar sexualmente de cuatro menores de edad

La Audiencia de Barcelona ha acordado que el ex profesor condenado por abusos sexuales a menores en el caso Maristas, Joaquín Benítez, siga en libertad provisional mientras la sentencia no sea firme, ya que está pendiente de un recurso ante el Tribunal Supremo.

Así lo acuerdan los magistrados de la Sección 21 en un auto, después de que las acusaciones de la causa solicitaran el ingreso en prisión tras un primer recurso a la sentencia, que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) avaló íntegramente.

Los magistrados argumentan la decisión en que, desde que valoraron la libertad provisional para Benítez en mayo de 2019, "no han aparecido razones objetivas que justifiquen" la prisión provisional hasta que la sentencia no sea firme, porque el condenado ha cumplido las medidas de libertad provisional y la Sala no considera que haya aumentado el riesgo de fuga.

El aval del TSJC a la sentencia, que impone 21 años y 9 meses de cárcel al ex profesor, fue el principal motivo de la Fiscalía para pedir el ingreso en prisión, a lo que la acusación particular añadió que la defensa asume una condena de 8 años de prisión, por lo que “el eventual recurso de casación nunca podrá conllevar la total absolución”.

Al pedir la entrada en prisión, las acusaciones particulares y el Ayuntamiento de Barcelona, como acusación popular, también alertaron del riesgo de reincidencia ya que el ex profesor no ha seguido ningún programa de tratamiento; y la Generalitat, también personada en la causa como acusación popular, añadió en su petición que Benítez solo puede usar un recurso extraordinario para modificar su pena, lo que “supone un incremento del riesgo de fuga”.

Tras la decisión de la Audiencia, Benítez seguirá en libertad provisional con las medidas que ya se le aplican: debe comparecer cada lunes en comisaría, no puede salir de España sin autorización de un juez, no puede trabajar con menores ni acercarse a los denunciantes.

Benítez fue condenado en abril de 2019 a 21 años y nueve meses de cárcel por cuatro delitos de abuso sexual a alumnos de entre 13 y 14 años en el Colegio de los Hermanos Maristas, donde era profesor de educación física.

El tribunal señaló en la sentencia que abusó de los alumnos "aprovechando su ascendencia y jerarquía como profesor", y de la confianza que le tenían los estudiantes, y el fallo también prevé 120.000 euros en indemnizaciones a las víctimas, de las que también es responsable la fundación para la que trabajaba Benítez al cometer los abusos.

Benítez ha estado en libertad provisional desde el juicio, en el que confesó en parte las acusaciones y reconoció que abusó de dos alumnos, mientras que sobre las denuncias del resto de víctimas dijo que no recordaba los hechos.