Más de la mitad de los catalanes se sienten españoles, según el CIS de la Generalitat

La Guardia Civil y la Policía Nacional obtienen mejor valoración que el Govern y el Ejército aprueba en Cataluña

A expensas de los resultados de las próximas elecciones que, de momento, todo apunta a que las fuerzas separatistas retendrán la mayoría en el Parlament, lo cierto es que la independencia de Cataluña parece empezar a perder fuerza, como señala la última encuesta del Centro de Opinión Política (CEO) de la Generalitat -CIS catalán-. El estudio demoscópico registra precisamente un rechazo histórico a la ruptura con España y recoge que más de la mitad de los catalanes se sienten españoles.

Así, según el sondeo publicado ayer y realizado entre el 25 de junio y el 21 de julio, el 50,9 por ciento de los catalanes se sienten españoles, un avance de más de un punto con respecto al 49,7 por ciento registrado en el último sondeo elaborado en febrero. De manera desgranada, un 5,5 por ciento se siente solo español; un 4,8 por ciento se siente más español que catalán; y, un 40,6 por ciento se siente tan español como catalán.

Por contra, un 43 por ciento se siente más catalán que español (20,1 por ciento) o solo catalán (22,9 por ciento), casi dos puntos menos que en la última encuesta -44,9 por ciento-. Un 6 por ciento no sabe o no contesta.

Este dato se une al rechazo a la independencia, que ha alcanzado cotas máximas. Desde que empezó la serie histórica -en diciembre de 2014-, nunca el “no” había alcanzado el 50,5 por ciento, mientras que el apoyo a la ruptura con España ha caído al 42 por ciento.

En esta línea, cuando se pregunta en la encuesta sobre qué debería de ser Cataluña, el porcentaje de catalanes que responde que debería de ser un Estado independiente cae hasta el 33,9 por ciento, nivel mínimo desde que empezó la serie histórica -marzo de 2014-. De hecho, en febrero se situaba en el 35,5 por ciento, mientras que hace poco más de dos años -abril de 2018- en 40,8 por ciento. En cambio, crece el porcentaje de catalanes que considera que debe ser una comunidad autónoma: ya se sitúa en el 29,6 por ciento. El resto opta por que Cataluña sea un Estado dentro de una España federal (22,9 por ciento) o un región de España (6,8 por ciento).

Respecto al referéndum, el CEO recoge el mismo apoyo que en la anterior encuesta de febrero: un 78,3 por ciento de los catalanes estarían a favor del derecho a decidir. Este dato refuerza la tesis del independentismo, que reivindica y ha situado en el centro de su discurso que el 80 por ciento de la sociedad catalana está a favor de decidir en una consulta sobre el futuro de Cataluña.

Si bien, otro dato significativo que recoge la encuesta, sobre todo de cara a las elecciones catalanas y el “procés”, es que el 86,7 por ciento de los catalanes están de acuerdo en que los políticos deben de dejar de lado su agenda política y afrontar los problemas desde un punto de vista técnico.

Por otro lado, la encuesta también recoge la valoración a diferentes instituciones por su actuación durante la pandemia del coronavirus. Entre ellas aparecen la Guardia Civil y Policía Nacional, que, a pesar del clima hostil del independentismo en Cataluña, obtienen una nota media de 5,38: se erige en la cuarta mejor valorada y se sitúa por delante del propio Govern de la Generalitat (5,04). El Ejército, que ha intervenido mucho en Cataluña pese al rechazo que también ha generado en algunos momentos en el propio separatismo, aparece justo detrás, con un 5.

Los Mossos d’Esquadra, otra institución en el punto de mira del independentismo y sometida a la crítica permanente ha obtenido, la mejor valoración, con un 6,37. En segundo lugar se sitúan los ayuntamientos (5,82) y en tercero, la Organización Mundial de la Salud (5,5). La Monarquía es la institución peor valorada con un 1,59.