El 87% de los alumnos positivos detectado en los colegios no contagia a ningún compañero del grupo burbuja

El 16% de los centros educativos tiene aulas confinadas, pero sólo en un 2% de los casos, las pruebas PCR detectan tres o más contagios dentro del mismo grupo

Desde que empezaron a detectarse los primeros positivos en los colegios, hay una pregunta que intriga a los padres, a la comunidad científica y a los responsables de Salud y Educación que defienden que las escuelas son un entorno seguro: una vez se detecta un caso de covid dentro de un grupo burbuja y se hacen las pruebas PCR a los compañeros de clase, ¿cuántos niños dan positivo? Las dos primeras semanas de clase no se podía responder a esta pregunta con rigor. porque los positivos detectados eran una fotografía de los días previos a empezar el curso escolar. Pero pasados estos quince días, esta mañana, el secretario general de Salud, Marc Ramentol, ha podido cantar los primeros resultados. Si le hubieran dejado, se hubiera puesto a saltar encima de la mesa porque los primeros resultados confirman lo que han repetido hasta la saciedad Salud y Educación, que las escuelas son un entorno seguro. En el 87% de los casos, al margen del primer alumno infectado, no se ha detectado ningún contagio en el grupo burbuja después de hacer las pruebas PCR. En un 7% de los casos, se detectó otro positivo; en un 4%, dos positivos; y sólo en un 2% de los casos, tres o más positivos. Todavía es pronto para extraer conclusiones, pero las medidas de seguridad parecen funcionar y la mayoría de los contagios se dan fuera del aula.

35.000 pruebas desde que empezó el curso

En los primeros días de curso, se han hecho 35.000 PCR con una técnica indolora y menos invasiva que la clásica, llamada frotis nasal, para facilitar que los padres colaboren. Aún y así, en los primeros cribados masivos que se han empezado a hacer en las escuelas para detectar asintomáticos y frenar la transmisión, entre un 10 y un 20% de las familias no han dejado tomar muestras a sus hijos, un 10% de las familias de la Escula Barrufet, del barrio de Sants de Barcelona, y un 20% de los padres de la Escuela Puig Agut de Manlleu. Además de estos dos colegios, los cribajes siguen en el barrio de La Florida de L’Hospitalet de Llobregat y en Sant Adrià del Besòs, por petición del departamento de Salud, donde el virus está más descontrolado. Además de contar los contagios por grupos, en las PCR se analizan cuatro perfiles de población: alumnos de primer ciclo de educación infantil (0-3 años), de segundo ciclo de educación infantil (3-6 años), de primaria (6-12 años) y de secundaria (+12 años). Estos datos permitirán tener más información de cómo se comporta el virus en diferentes edades y contrastar los resultados con estudios publicados que apuntan a que los niños menores de 10 años transmitirían el virus un 50% menos que los adultos.

A día de hoy, el 84% de los centros sigue libre de covid o lo que es lo mismo, el 16% de los centros educativos tiene aulas confinadas. Hay 1.201 grupos confinados de un total de 70.769. Esto equivale a 26.030 alumnos en cuarentena, 1.614 profesores y 264 trabajadores externos. En total, se han detectado ya 2.548 positivos. Y hay dos centros cerrados, dos guarderías, una en el Segrià y otra en L’Hospitalet.

Nuevo protocolo para extraescolares y colonias

La secretaria general de Educación, Núria Cuenca, ha avanzado que el viernes el Procicat aprobará nuevos protocolos para las extraescolares -pese a que en muchos centros ya han empezado- y para facilitar las salidas a casas de colonias.

Mensaje a Madrid: “La lógica de la epidemia es avanzarse no ir a remolque”

Sobre la propuesta del Ministerio de Sanidad para unificar criterios en ciudades de más de 100.000 habitantes, Ramentol defendió su manera de actuar. Lamentó que las medidas que llegan del Gobierno son técnicamente deficientes, teniendo en cuenta que son medidas que en Cataluña aplicamos en ciudades con indicadores mejores. “La lógica de la epidemia es avanzarse no ir a remolque, con cifras mejores hemos aplicado medidas más contundentes. Se trata de ir un paso adelante de la epidemia, no de poner medias cuando la transmisión es comunitaria y el impacto en el sistema sanitario es grave”, ha venido a resumir.