El PP pide reabrir bares y restaurantes en Cataluña si se aplica un toque de queda

Los populares abogan por limitar la actividad nocturna, pero reclaman la reapertura de la restauración durante el día

El diputado del PPC, Santi Rodríguez.
El diputado del PPC, Santi Rodríguez.

El PP ha pedido que se reabran restaurantes y bares en Cataluña si el Govern aplica finalmente el toque de queda para limitar la actividad nocturna. Los populares catalanes se han mostrado muy críticos desde el primer momento por las medidas tan restrictivas en el sector de la restauración, que tanta actividad genera en la autonomía, y han reclamado que ahora se revise esa decisión.

Así, el diputado del PP en el Parlament, Santi Rodríguez, que ha cargado contra Pedro Sánchez porque “no ha hecho los deberes” al no reformar la Ley Orgánica de medidas especiales de Salud Pública para evitar tener que aplicar ahora, de nuevo, el estado de alarma, ha exigido que, con la restricción de la movilidad nocturna, “se deben revisar las restricciones a la hostelería”. “Tampoco puede significar relajar la vigilancia del cumplimiento de las restricciones”, ha matizado.

El líder de los populares catalanes, Alejandro Fernández, también ha adjuntado en un tweet una intervención reciente en el Parlament en la que, precisamente, hacía referencia a compatibilizar “salud y economía”. “Son compatibles si se hacen bien las cosas”, afirmó.

“El cierre total de la restauración no está funcionando desde el punto de vista sanitario y supone una ruina en lo económico. Hemos propuesto el modelo francés, que funciona mejor en ambos sentidos”, aseguró. “¿Qué sentido tiene un cierre total cuando una parte del ocio, la más irresponsable, se desplaza a descampados?", se preguntó Fernández en su intervención, en alusión a los botellones y fiestas que se están organizando en algunas zonas sin control. Por ello, avalan un cierre nocturno -toque de queda-, pero mantenimiento de bares y restaurantes abiertos.

La Generalitat ha pedido ya la aplicación del estado de alarma en Cataluña, pero manteniendo todas las competencias -a diferencia de marzo-abril, cuando el Gobierno asumió el mando-. En este sentido, una vez lo apruebe el Gobierno -previsiblemente, mañana mismo-, el Govern tiene intención de aplicar un toque de queda para limitar la actividad nocturna. Asimismo, también valorará en los próximos días si reabre restaurantes y bares a partir del viernes: también, cabe resaltar que hay diferencias entre Esquerra y JxCat -más favorable a reabrir la restauración- .