¿Qué es Tsunami Democràtic y cómo funciona?: De su irrupción por la sentencia del “procés” al silencio absoluto

Tras bloquear los accesos del aeropuerto del Prat hace justo un año, la plataforma prácticamente ha desaparecido de la escena

Protestas en Cataluña de Tsunami Democràtic
Protestas en Cataluña de Tsunami DemocràticToni AlbirEFE

“Hay respuesta. Hay estrategia. Empieza una nueva oleada y tú eres protagonista. Tú eres el Tsunami”. Con este eslogan irrumpió Tsunami Democràtic el 2 de septiembre de 2019 con una cuenta de Twitter y un comunicado difundido a través de las redes a las puertas de la Diada. Apenas cinco semanas después, su llamamiento a colapsar los accesos del aeropuerto de El Prat reunió a miles de personas y se convirtió en la antesala de la protesta ciudadana y los disturbios contra la sentencia del “procés” que vinieron después. Ahora, pasado justo un año y de actualidad por la macrooperación de la Guardia Civil, Tsunami no actúa y apenas ha registrado actividad en los últimos meses. Se ha desvanecido.

De hecho, su último tuit se remonta al 14 de enero: entonces, y con un hilo de mensajes difundido en las redes, la plataforma decía estar a punto de iniciar nuevo embate. “Tsunami se prepara para una nueva fase de protestas. De nuevo, las acciones estarán diseñadas para alcanzar unos objetivos políticos, operativos y comunicativos concretos en el marco de los derechos, la libertad y la autodeterminación. Comienza la segunda ola”. Desde ese día, apenas algunos retuits y nada más.

Tsunami ha desaparecido en la práctica coincidiendo con la pandemia del coronavirus y el camino tortuoso que ha transitado el independentismo político en la última legislatura, con choques constantes entre ERC y JxCat en el Govern. Su retirada también es causa y consecuencia de la pérdida de apoyos del soberanismo en la calle, un pinchazo constante en los últimos meses que se ha evidenciado aún más a raíz de la crisis sanitaria y de un otoño caliente que ha distado mucho del anterior. El primer aniversario de las sentencias del “procés” apenas dejó una convocatoria de protesta que se saldó sin apenas altercados y que nada tuvo ver con las movilizaciones y los disturbios del año pasado.

Y eso que Tsunami fue la sorpresa del año pasado, una plataforma de activistas que se dio a conocer poco después de una reunión entre partidos y entidades en Ginebra, según ubican varias fuentes, y que fue apoyada de forma instantánea en las redes por los máximos dirigentes independentistas, desde Oriol Junqueras a Carles Puigdemont y Quim Torra. Por ejemplo, el ex president de la Generalitat dio la “bienvenida” al nuevo movimiento sólo 20 minutos después del primer tuit oficial de la plataforma.

“Somos una red ciudadana. Hay gente que forma parte de espacios políticos y otra que no: no se ha pedido carné de afiliación a nadie ni ninguna asociación nos teledirige. Sólo se les informa puntualmente”, aseguraron a través de su cuenta de Twitter desvinculándose de los partidos.

Tras el boicot en el aeropuerto, Tsunami lanzó una aplicación para organizar y coordinar las siguientes acciones y contó con el entrenador Pep Guardiola para poner cara y voz a un vídeo difundido suyo. La aplicación había que descargarla a través de un enlace (no en Google Play) y era necesario un “validador del Tsunami” para proporcionar a cada usuario un código Qr que permitiera el acceso. El movimiento, además, utilizaba un servidor de correo electrónico de máxima seguridad.