JxCat tiende la mano al Gobierno para negociar los presupuestos

El partido de Puigdemont recrimina la posición “acrítica” de Esquerra y el PDeCat con las cuentas, mientras los republicanos avisan de que hay margen, pero aún están “muy lejos” de un hipotético acuerdo

Ante la amenaza de quedar sin ninguna capacidad de influencia, JxCat también trata de buscar una cuota de protagonismo político en Madrid y, por ello, ha tendido la mano al Gobierno para negociar los presupuestos. Aunque las posturas parecen muy lejanas, el partido que lidera Carles Puigdemont ha dejado claro que no quieren estar en el "no a todo” y, pese a que han presentado una enmienda a la totalidad de cara a la votación de esta semana, tienen voluntad de “trabajar” de ahora en adelante para mejorar las cuentas.

JxCat ha puesto sobre la mesa numerosas exigencias, aunque, entre ellas, destacan corregir el déficit inversor en Cataluña en los últimos 10 años, que estiman en 28.000 millones de euros. “Tenemos un Gobierno que a la hora de repartir otra vez reparte por debajo del PIB, la población y de lo que había prometido”, ha recalcado la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, y ha recordado también la disposición adicional tercera del Estatut.

También pide mejorar la financiación de la Ley de Dependencia, ya que el Estado se había comprometido a correr con el gasto del 50%, pero ahora está solo costeando un 12%; mejorar la financiación del transporte público en un momento en que desciende el número de usuarios, pero se mantiene la oferta; rebajar el IVA a los sectores más afectados por el coronavirus; o, eliminar la subida en las cuotas a los autónomos. “Dar un respiro a los sectores económicos y a las familias”, ha resumido Artadi, en alusión a las Pymes, microempresas y autónomos y a la posibilidad de dar facilidades para que los padres puedan atender las cuarentenas de sus hijos.

Artadi ha reiterado que JxCat mantiene la puerta abierta a cambiar su posición con los presupuestos y que la votación en contra de esta semana es un “toque de atención”. “No son unos presupuestos buenos para Cataluña”, ha afirmado Artadi, quien ha reprochado la posición “acrítica” de Esquerra y el PDeCat por permitir la tramitación de las cuentas esta semana. “Echamos en falta una posición más firme”, ha asegurado, y ha advertido de que el Gobierno “no puede usar la pandemia” como “chantaje” para “pedir el voto a cambio de nada”. “Al contrario, con la pandemia tenemos que ser más exigentes”, ha dicho.

Primarias

Asimismo, Artadi también ha informado sobre la votación del reglamento de JxCat para el proceso de primarias, que empieza hoy. De hoy hasta el miércoles, los candidatos que quieran aspirar a liderar la lista electoral del partido de Puigdemont tienen la posibilidad de hacerlo. De momento, la portavoz en el Congreso Laura Borràs y el conseller Damià Calvet se han postulado. Falta por ver qué hace Puigdemont, líder indiscutible del espacio.

El reglamento se ha aprobado con el 92% de los votos favorables y una participación de más del 50% del censo electoral, cifrado en 5.050 personas -es decir, todos los militantes que tiene el partido-.

ERC, dispuesta a negociar “hasta el último día” las cuentas

Esquerra, por su parte, se ha mostrado dispuesta a negociar hasta el último día los Presupuestos Generales del Estado con el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos en un mensaje que destapa una doble lectura: por un lado, los republicanos no se cierran en banda, admiten conversaciones y se muestran predispuestos; mientras que por el otro, admite que no pondrá las cosas fáciles al Ejecutivo.

ERC estará dispuesta a negociar “hasta el último día si hace falta para que pueda ser el mejor instrumento posible para la ciudadanía” ante la crisis provocada por el coronavirus. “Queda mucho margen de mejora”, ha advertido la portavoz Marta Vilalta en rueda de prensa antes de avisar, eso sí, que los republicanos están “muy lejos” de un hipotético acuerdo sobre las cuentas.