Casado cree que Podemos “se está comiendo al PSOE” tras cruzar “la línea negra” con Bildu

Pide a Sánchez escuchar a los socialistas críticos con la negociación en una nueva visita a Cataluña, la segunda en una semana, para reunirse con el gremio de restauración

Pablo Casado junto a Alejandro Fernández en la reunión de hoy con el gremio de restauración de BarcelonaDAVID MUDARRACASADO

Pablo Casado se ha desplazado esta mañana a Barcelona para poner punto y final a una semana agitada a nivel político, marcada por el debate y la votación de las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Congreso y la predisposición de Bildu a apoyar las cuentas. Un movimiento, con las negociaciones apenas en marcha, que ha generado malestar dentro de las propias filas socialistas y que el PP lee como una demostración palpable de la influencia de Pablo Iglesias en La Moncloa. “El PSOE está cada vez más influido por Podemos, que se lo está comiendo”, ha asegurado Casado tras una reunión de trabajo en la capital catalana.

“Pedro Sánchez ha cruzado una línea negra, que es pactar con EH Bildu y hacerlo además a cambio de acercar a presos con delitos de sangre a sus espaldas cerca de las cárceles del País Vasco”, ha denunciado en declaraciones facilitadas por el partido.

Además, el líder del PP ha dirigido varios mensajes a las filas socialistas: primero, ha asegurado no se entiende que sus dirigentes, que perdieron a varios de sus compañeros a manos de ETA, digan que es “una buena noticia” para la democracia que entre sus “socios prioritarios” haya una formación “que no ha condenado los 850 asesinatos” de la banda terrorista; y después, ha dejado claro que Sánchez debería escuchar a los presidentes autonómicos del PSOE y a los líderes históricos contrarios con que "Bildu ahora sea quien mande para el futuro de la legislatura”.

“El PSOE se tiene que respetar a sí mismo y tiene que romper con los radicales que intentan blanquear la historia de Bildu, que dependen de los independentistas de Cataluña para aprobar los presupuestos y las investiduras, y que encima nos llevan a unos presupuestos ruinosos con subida masiva de impuestos”, ha añadido.

Precampaña en Cataluña

El presidente del PP se ha desplazado a Barcelona para mantener un encuentro con hosteleros, un viaje que se produce tan solo una semana después de su última visita a Cataluña y en medio de la precampaña electoral para las autonómicas que se celebrarán previsiblemente el 14 de febrero. En esta ocasión, se ha reunido con representantes del gremio de restauración de Barcelona junto al presidente de los populares catalanes, Alejandro Fernández, y el secretario de organización de la formación, Daniel Serrano.

Casado ha hecho suyas las reivindicaciones del colectivo ante las restricciones del Govern -con el cierre de bares y restaurantes desde hace ya un mes, una situación “trágica”- y ha vuelto a exigir más ayudas “urgentes y eficaces”.