Cataluña saldrá a buscar el virus con cribados a través de las farmacias y clubs deportivos

Enviará cartas a casa, como en el cáncer de colon, a mayores de 50 años para hacerse un test con un kit que se recogerá en las farmacias. Las franjas de edad más jóvenes se harán test de antígenos a través de clubs deportivos

La enfermera del Hospital del Mar, Marta Fernández, sostiene una tablet para que Maria Teresa Argullos pueda hablar con su hermana. (AP Photo/Emilio Morenatti)Emilio MorenattiAP

Si hay algo en lo que coincidían los expertos es que el plan de reapertura gradual de los bares, la cultura y el deporte debía de compensarse con una estrategia de salud pública. Que no basta con apelar a la responsabilidad individual para evitar nuevos rebrotes. Algunas voces habían propuesto copiar la vía eslava, que consiste en testar a toda la población. El departamento de Salut acaba de adquirir ocho millones de test de antígenos. Serían suficientes. Pero en estos momentos, a Cataluña le falla capacidad logística. “Para testar a toda la población, se necesitarían entre 30.000 y 35.000 voluntarios, y una infraestructura que en estos momentos no se tiene”, ha admitido el doctor Josep Maria Argimon. El secretario de Salut Pública no descarta copiar la estrategia eslava más adelante. Pero por ahora, desplegará una estrategia de cribados masivos y selectivos. En una rueda de Prensa Argimón y la consellera de Salut, Alba Vergés, han explicado los detalles. Tras dejar atrás la segunda ola, Argimón ha dicho que “es el momento de salir a la calle a buscar el virus”. ¿Cómo? Con cribajes masivos en zonas de alta incidencia, buscando casos asintomáticos entre la población más joven en los clubes deportivos amateurs y en la población adulta, utilizando la infraestructura que se utiliza para la detección precoz del cáncer de colon.

Copiar la logística de la detección precoz del cáncer de colon

En su día, Argimón fue uno de los artífices del cribaje del cáncer de colon. Y ahora ha pensado que puede replicar esta estrategia para detectar positivos de covid. En las próximas tres o cuatro semanas, acabarán de poner en marcha el dispositivo y a partir de entonces, los mayores de 50 años podrán recibir una carta en casa donde se les llame para hacer una PCR. El procedimiento será el siguiente. En la farmacia, podrán recoger un kit para hacerse la automuestra en casa. “Es más fácil que hurgarse la nariz”, asegura Argimon. Se trata de un frotis nasal, como el que hacen los alumnos de ESO en los institutos. El hisopo se introduce 2 centímetros en la nariz, se da cinco vueltas al palo y se guarda la muestra en un bote. En la carta, hay una etiquetas para identificar la muestra. El kit se devuelve a la farmacia y se envía al departamento de Salut. Se analiza la muestra y en menos de 48 horas, el resultado se cuelga en el espacio “la meva salut”. De esta manera, en caso de positivo, la trazabilidad y el rastreo queda en manos de Salut. “Es una estrategia 100% viable, la logística ya está preparada y validada, y creemos que dará buenos resultados”, ha augurado Argimon.

Test de antígenos en clubs deportivos amateurs

Otra línea de actuación para buscar positivos entre la población más joven -entre 18 y 30 años, sobre todo-, será hacer test de antígenos a través de los clubs deportivos amateurs. “Puede haber un responsable de las pruebas del propio centro deportivo, que se encargue de ir a recoger los test y los datos de los usuarios que se sometan a ellos, y un segundo responsable -un jugador, entrenador o padre vinculado al mundo sanitario-, que haga la recogida de muestras nasales”, ha descrito. En los próximos días, acabarán de definirse estos cribados que se harán entre mayores de 18 años, los más pequeños ya están controlados en las escuelas.

Cribajes poblacionales

Por otro lado, ahora que el número de nuevos positivos diarios ha bajado de 4.000-5.000 a unos 2.000, se recuperarán también los cribados comunitarios poblacionales. Este mismo lunes, arrancará cribados con frotis nasal y PCR en Rubí y de Terrassa, en el Vallès Occidental. Se hará con la colaboración del Banc de Sang i Teixits. Y la novedad respecto a verano es que no habrá un único punto de recogida, habrá 5 o 6 equipos que recogerán las muestras, más accesibles y ligeros.

Los trabajadores de las residencias harán un test semanal

En paralelo, se reforzarán los cribajes entre colectivos vulnerables. Los trabajadores de las residencias pasarán a hacerse un test a la semana, en vez de cada quince días.

Evitar una tercera ola en Navidad

Todo este despliegue irá acompañado de un refuerzo del sistema de rastreo con 500 profesionales más, con los que el equipo de rastreadores del virus alcanza casi los 3.000 efectivos. También se activarán los mensajes SMS a contactos de positivos. Hasta ahora, se enviaban mensajes a los positivos.

Argimón ha incidido en que la situación ahora es diferente a la fotografía del verano pasado. Entonces, la incidencia del virus era diez veces superior, pero había menos infraestructura para hacer rastreo y menos conocimiento sobre cómo manejar a los enfermos de covid. Argimón ha admitido que en esta segunda ola no se ha llegado a hacer los 500.000 test en las escuelas que se habían prometido, se han hecho 488.000, pero ha pedido un voto de confianza y responsabilidad individual para evitar que una tercera ola fastidie la Navidad.

La estrategia de los nuevos cribados será viva, igual que la reapertura. Vergés reiteró que todas estas estrategias no servirán de nada sin autopretección. Tanto una reapertura asimétrica del territorio como avanzar levantar algunas restricciones dependerán de cómo evolucione el virus las próximas semanas.