JxCat “entierra” la mesa de diálogo: “Solo ha sido un reportaje fotográfico”

ERC marca distancias, responde a Borràs y reitera el compromiso de los republicanos a “negociar” en una nueva brecha independentista

La candidata a la Presidencia de la Generalitat del partido de JxCat, Laura Borràs, interviene en un encuentro Digital de Europa Press, en Barcelona
La candidata a la Presidencia de la Generalitat del partido de JxCat, Laura Borràs, interviene en un encuentro Digital de Europa Press, en BarcelonaKike Rincón Europa Press

Junts per Catalunya acude a las urnas autoreivindicándose como el independentismo más beligerante contra el Estado, el partido que “hará efectivo el mandato del 1-O” frente al pragmatismo de Esquerra. Los pactos de los republicanos con el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos sobre los presupuestos han servido de munición a los postconvergentes para marcar distancias y tratar de ganar la batalla dentro del independentismo. Retener el poder tras las elecciones y volver a llevar el mando de la Generalitat es el objetivo final.

En este marco, JxCat recrudece su discurso a medida que se acerca la fecha del 14-F y hoy ha ido un paso más allá dando por “enterrada” la mesa de diálogo entre el Govern y la Moncloa, un foro que arrancó ERC de los acuerdos para la investidura de Pedro Sánchez. Ha sido “un reportaje fotográfico y un paseo por el jardín” de La Moncloa, ha asegurado la candidata Laura Borràs esta mañana en un encuentro organizado por Europa Press. “No se ha avanzado ni un milímetro en la represión ni en el diálogo”, ha reiterado tras asegurar que la iniciativa “ya nació coja” a raíz de la llegada del PSOE y Unidas Podemos al Gobierno.

Tras las críticas, la presidenciable de JxCat ha reclamado un nuevo “marco de negociación” después de las elecciones entre dos sujetos políticos que se reconozcan como dos interlocutores válidos para “reconocer el derecho a la autodeterminación”. “Que una vez después de las elecciones se convertirá en una obligación democrática. Esperemos que Pedro Sánchez y el Gobierno reconozcan el resultado de las elecciones y salgan del búnker en el que están de la intransigencia”, ha remarcado. “Las negociaciones tienen orden del día, tienen agendas y tienen un relator”, ha enumerado sobre sus exigencias.

En su discurso de hoy, Borràs ha intercalado las críticas al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos con varios dardos dirigidos a ERC, a quien ha calificado de “independentismo menos problemático y más dócil” que el partido de Puigdemont. De hecho, en un momento de su intervención la candidata ha asegurado que JxCat “es el enemigo a batir para todos, para todos los que desean que no cambie nada” tras las elecciones y con la pandemia de por medio. Un argumento que ha usado para reivindicar su apuesta por la “gestión y la determinación”, la “prioridad” del día a día y la “ambición por la independencia”.

Respuesta de ERC

La respuesta de los republicanos ha llegado rápido y directa. La secretaria general adjunta de ERC y candidata por Lleida a las elecciones catalanas, Marta Vilalta, ha asegurado este viernes que su partido no renuncia a la negociación en el conflicto de Cataluña y el Estado y que, aunque considera que el Gobierno no ha puesto todo lo que tenía que poner, la mesa del diálogo “no está muerta, ni ha quedado enterrada”.

“Si la candidata de JxCat quiere renunciar a hacer política, quiere renunciar a la palabra o quiere renunciar a poder sentarse y solucionar el conflicto político, que lo haga, nosotros no renunciaremos a nada”, ha declarado Marta Vilalta.