Capturado un niño de 14 años conduciendo y saltándose el toque de queda

La Policía Local de Vilanova i la Geltrú informa de que los dos acompañantes tienen la misma edad

El tuit colgado por la Policía Local de Vilanova i la Geltrú
El tuit colgado por la Policía Local de Vilanova i la GeltrúTwitter

Los hechos pasaron el pasado viernes por la noche,19 de febrero, cuando los agentes de la Policía Local de Vilanova i la Geltrú pararon un vehículo, ya que se estaba saltando el toque de queda. Lo que no imaginaban los agentes era que en el interior del vehículo, verían que el conductor era un niño de 14 años. Y encima a esas horas, en las que actualmente está prohibido.

Por si no fuera poco, no iba solo: sus acompañantes eran dos amigos de la misma edad, según informa la Policía Local de Vilanova i la Geltrú en su cuenta de Twitter. Además, los agentes han compartido una foto del conductor, el cual estaría poniendo en peligro tanto su propia vida como la del resto de usuarios de la vía.

El tuit ha corrido como la pólvora en las redes sociales y todo el mundo ha comentado como de irresponsable les parece la actitud y, más que culpar el conductor, piensan que la culpa es de los padres del niño: “Los verdaderos culpables son los padres”, comenta un usuario indignado.

No obstante, hasta hoy lunes, los progenitores del precoz conductor no han dado señales de vida, o al menos el citado cuerpo policial de la localidad del Garraf no ha informado de ello.

En enero, fue cazado un menor de edad de tan solo nueve años conduciendo el vehículo de su madre por Sitges. La mujer estaba sentada en el asiento del copiloto, mientras en la parte posterior del coche estaba su hermano recién nacido, un bebé de tres meses.

Fueron unos agentes de la policía local de Sitges quienes dieron el alto al jovencísimo conductor durante la tarde del jueves, sorprendidos al no ver a nadie al volante porque la cabeza del menor apenas sobrepasaba el volante. Abrieron entonces diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial. La madre ha sido denunciada por permitir que el niño condujera su propio vehículo y por un problema con la matriculación del mismo. Y es que el coche lleva una matrícula lituana, el país de origen de la madre, cuando en realidad debería llevar una española porque la familia hace más de un mes que está en el país.

Después de ser pillada en el coche con su hijo conductor, la madre no se habría ni inmutado y se habría excusado explicando que le había dejado el vehículo para que cogiera práctica.

La Fiscalía de Menores ya fue informada sobre el caso y tomó medidas contra la madre, que no trascendieron a la luz pública.

También recientemente, fue denunciado un menor por conducir sin carné, drogado y bebido en Fornells (Girona). Los Mossos d’Esquadra denunciaron penalmente el sábado a un menor de edad por presuntamente conducir sin haber obtenido nunca el permiso de conducción, y bajo los efectos del alcohol y las drogas en la calle Pla de la Seva de Fornells de la Selva.

La policía catalana explicó en un comunicado que el conductor circulaba muy lentamente, tenía un golpe en la parte delantera del vehículo, y obtuvo una tasa de alcoholemia de 0,87 miligramos por litro en aire espirado.