Cataluña critica la maniobra de Madrid con la Sputnik: “No es tan sencillo, las comunidades no pueden decidir”

La Generalitat recela de los anuncios de Pedro Sánchez y pide decidir con “precaución” si prorrogar o no el estado de alarma

El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonés, ha presidido este martes la reunión semanal del gobierno de la Generalitat, mientras prosiguen las negociaciones entre ERC y JxCat
El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonés, ha presidido este martes la reunión semanal del gobierno de la Generalitat, mientras prosiguen las negociaciones entre ERC y JxCatRuben MorenoEFE

Cataluña afronta este martes el primer día laborable tras una Semana Santa agitada, con varias imágenes de aglomeraciones -en la playa de la Barceloneta o en el paseo Lluís Companys, además de en localidades costeras- que han hecho torcer el gesto al Govern. La cuarta ola de coronavirus amenaza y el Ejecutivo llama a la responsabilidad a la espera de decidir sobre las restricciones vigentes. Mientras la campaña de vacunación avanza tras un inicio renqueante, dos noticias sobresalen en este sentido: los tanteos de la Comunidad de Madrid para comprar de forma preferente la vacuna rusa Sputnik V y los 33 millones de vacunados prometidos por Pedro Sánchez para agosto. La portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha mostrado su recelo sobre la maniobra de Isabel Díaz Ayuso (PP) y ha recordado que “las comunidades no pueden decidir” qué tipo de dosis administran.

“No es tan sencillo. Es necesaria la autorización de la Agencia Europea del Medicamento o de la Agencia Española del Medicamento para cualquier vacuna”, ha resumido Budó tras la reunión semanal del gabinete. “Las comunidades autónomas no tienen ni la capacidad ni la autoridad para decidir”, ha reiterado antes de negar cualquier contacto de la Generalitat en este sentido. “Madrid no podrá vacunar con la Sputnik si no la autoriza la EMA o la agencia española, y en estos momentos no está autorizada”, ha zanjado.

Otro de los anuncios que se han cruzado en el camino de Budó ha sido la proclama de Pedro Sánchez de vacunar a 33 millones de personas hasta finales de verano y no prorrogar más el Estado de Alarma en mayo. Sobre este último aspecto y pese a no querer entrar en detalles hasta conocer la noticia a fondo, la portavoz de la Generalitat ha mostrado sus recelos y ha pedido decidir con “precaución” si prorrogarlo o no.

Así, el Govern advierte de que “nada dice que no pueda haber una cuarta ola” en España, por lo que ha apuntado que “habrá que ver cuál es la situación a principios de mayo”. La portavoz ha indicado además que el 9 de mayo “difícilmente” habrá un porcentaje de población “muy elevado” que ya haya sido vacunado.

Entregar test masivos

También se ha sabido hoy que el Govern está estudiando la posibilidad de adoptar una medida parecida a la de países como Alemania y el Reino Unido, que están entregando test a la población para que se los autogestionen. Budó ha señalado que en estos países se están llevando a cabo estrategias de testeo que “permiten la corresponsabilidad de la ciudadanía”, y ha puesto el ejemplo del Reino Unido, en el que entregarán dos test de antígenos por semana a cada persona para que se los hagan antes de ciertas actividades.

“Creo que es importante que esta reflexión se pueda llevar a cabo aquí. En el marco de las autoridades sanitarias, que es a quien corresponde acabar de decidir si esta medida se puede aplicar, el debate se está produciendo”, y ha dicho que en la reunión del Consell Executiu de este martes se ha puesto sobre la mesa esta cuestión.