La sucursal bancaria llevaba dos años ocupada

Una familia se había instalado en la antigua sucursal bancaria de la que el Ayuntamiento tenía constancia

Mossos d’Esquadra y policías desplegados en las inmediaciones del edificio donde se ha producido un incendio con víctimas mortale
Mossos d’Esquadra y policías desplegados en las inmediaciones del edificio donde se ha producido un incendio con víctimas mortale FOTO: Kike Rincón Europa Press

El incendio en el que han fallecido cuatro personas, dos adultos y dos menores, la madrugada de este martes se produjo en un local ocupado. El espacio se había convertido en la vivienda habitual de una familia desde hace unos dos años. La alcaldesa, Ada Colau, ha confirmado que el local era una antigua oficina bancaria que no reunía las condiciones adecuadas. Una situación que ha denunciado Colau, “no puede que las oficinas bancarias estén indefinidamente vacías y las propiedades se desentiendan”, ha añadido.

Según han explicado la alcaldesa los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona habían ofrecido ayuda a la familia cuando detectaron que en el local vivían niños. En concreto, se les había ofrecido tanto comida, como la posibilidad de escolarizar al hijo mayor y también poder realizar un seguimiento médico.

El incendio, uno de los más mortíferos de los últimos años en Barcelona, se produjo en lo que se conoce como infravivienda, una antigua sucursal bancaria sin cédula de habitabilidad. A menudo, familias y personas sin recursos o en riesgo de exclusión se ven abocadas a ocupar locales y naves para tener un espacio en el que poder vivir.

Según ha explicado el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, esta madrugada los Mossos d’Esquadra han tenido que actuar en el local por disputas y peleas generadas por problemas de convivencia. Unos hechos que han ocurrido entre las tres y las cuatro de la madrugada, aunque, de momento, ha asegurado que no se tiene constancia de que este hecho esté relacionado con el incendio. Joan Ignasi Elena ha calificado el suceso de “tragedia espantosa de una familia que, desgraciadamente, como otras muchas, viven en situaciones que no son aceptables”. Apuntó que la investigación estará judicializada y que, por tanto, no se puede adelantar nada hasta que el juez levante el secreto de las actuaciones.