Vídeo: Desalojadas más de 300 personas de dos macrofiestas en el centro de Barcelona

La Guardia Urbana interviene la noche de Reyes y la posterior, en pleno puente navideño y lejos del foco de Fin de Año

Fiesta ilegal desalojada por la Urbana esta semana en Barcelona
Fiesta ilegal desalojada por la Urbana esta semana en Barcelona FOTO: TWITTER @GUBBarcelona

Sin mascarilla ni distancia de seguridad y de madrugada. Así celebraban más de 300 personas las vacaciones navideñas en plena sexta ola en Barcelona, repartidas en dos macrofiestas en sendos locales del Eixample y el Poble Sec, en pleno centro de la capital catalana. La Guardia Urbana ha informado este viernes que ha desalojado a 206 de la primera y 116 de la segunda, celebradas de forma ilegal, sin respetar ni las restricciones ni el toque de queda vigente en Cataluña.

La primera, la que terminó con el desalojo de más de 200 barceloneses, ocurrió la madrugada del 5 de enero al 6 de enero -la noche de Reyes- cuando varios agentes de paisano de la Urbana comprobaron que había una cola de gente para acceder a un local pasadas las 01.50 horas de la madrugada, sin respetar el toque de queda entre la una y las seis.

En el interior del local, situado en el Poble Sec, en el distrito de Sants-Montjuic, los agentes encontraron a más de 200 personas, que no respetaban las distancias de seguridad ni las demás medidas para evitar el contagio del coronavirus. Ante esta situación, la Urbana desalojó a 206 personas y abrió un expediente sancionador al local, según informaron fuentes municipales a Efe.

Apenas un día después, en concreto esta pasada madrugada -del 6 al 7 de enero- la Urbana procedió al desalojo de otra fiesta ilegal en el corazón de la capital catalana -en el céntrico distrito del Eixample- tras haber recibido una denuncia telefónica. Agentes de la policía local barcelonesa desalojaron en este caso a 116 personas que tampoco cumplían con las restricciones vigentes.

Dos macrofiestas clandestinas aprovechando la noche de Reyes y la posterior -de jueves a viernes y en pleno puente festivo para muchos- lejos del foco de Fin de Año, día de máxima alerta para los cuerpos policiales. De hecho, la pasada Nochevieja transcurrió de forma tranquila en Cataluña y se saldó con 25 fiestas ilegales en toda la comunidad autónoma tras el cierre de las discotecas y se ha detenido a 53 personas, según los datos facilitados por la conselleria de Interior.

De hecho, los Mossos apenas tuvieron que actuar en la capital catalana la noche del 31 y el toque de queda se cumplió entonces “escrupulosamente”, según el Ayuntamiento. “Ojalá todos los fines de semana del año fuesen tan tranquilos como ha sido éste”, aseguró el día 1 el teniente de alcaldía de Prevención y Seguridad de Barcelona, Albert Batlle. Los dispositivos de prevención se centraron sobre todo en la plaza España, la plaza Cataluña, el paseo de Gràcia, la plaza Glòries y el paseo del Born, zonas que suelen tener una mayor afluencia de gente.