Colau pone precio a las terrazas en Barcelona: 2.500 euros por mesa

El Ayuntamiento espera consolidar las 3.600 terrazas creadas durante la pandemia

Una terraza con los bloques amarillos que desaparecerán
Una terraza con los bloques amarillos que desaparecerán FOTO: ACN

La nueva configuración de las terrazas en Barcelona, tras el covid, poco a poco va cobrando forma. Los restauradores de Barcelona que quieran mantener las terrazas ampliadas en la calzada tendrán que pagar, de media, 2.500 euros por cada mesa.

Esto significa, por ejemplo, que si durante la pandemia ganaron cuatro mesas en el espacio donde antes aparcaban coches, ahora tendrán que desembolsar unos 10.000 euros si quieren conservarlas. Una cifra que, según el Gremio de Restauración, es “razonable” porque el precio incluye todos los elementos de las nuevas plataformas (barandillas, base de madera o de hormigón, jardineras…) y porque se acabará amortizando con los años.

De hecho, desde principios de enero está abierto el plazo para que los restauradores pidan formalmente mantener las ampliaciones de terraza realizadas durante la pandemia.

En los últimos meses en Barcelona se han ampliado unas 3.600 terrazas, de las que 1.400 están en la calzada. El plazo para realizar la petición se alargará hasta el 28 de febrero y, según el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, las primeras licencias definitivas llegarán a partir de la primavera: “El objetivo es consolidar el mayor número posible “.

El consistorio deberá aprobarlo teniendo en cuenta que se cumplen los criterios de accesibilidad y distancias de la ordenanza de 2018. En el caso de los locales con mesas en la acera y en la calzada, habrá que agruparlas para que no queden dispersadas.

En concreto, desde el comienzo de la pandemia se han entregado 3.618 nuevas licencias, de las que 1.438 terrazas se han ubicado en la calzada. Esto ha eliminado 2.652 plazas de aparcamiento y, según un informe de la UB, se han salvado 1.875 puestos de trabajo.

Para mantener la terraza en la calzada, será necesario instalar alguna de las plataformas homologadas por el Ayuntamiento. Los restauradores tendrán tiempo hasta junio de 2022 y, de esta forma, se podrán retirar los bloques de hormigón de color amarillo.

Subvenciones

Para dar toda la información sobre las peticiones, el Gremio de Restauración ha abierto una oficina en su sede, en la que ya se han atendido a más de 250 restauradores. Para ellos, ampliar las terrazas ha sido fundamental para “sobrevivir” desde el estallido de la pandemia.

Ahora bien, también han advertido que están a la espera de saber qué ayudas recibirán del Ayuntamiento para cofinanciar las nuevas plataformas en la calzada. Preguntado por esta cuestión, Jaume Collboni ha recordado que el consistorio tiene reservada una partida de 4 millones, y que justo ahora está estudiando cómo se repartirá ese dinero entre “todo el mundo que pida la subvención”, aunque se había dicho que les ayudas llegarían al 50%.

El director general del Gremio de Restauración, Roger Pallarols, ha confiado en que “habrá una demanda muy importante” para consolidar las terrazas ampliadas durante la pandemia y que “muchas se podrán mantener gracias al acuerdo entre el gobierno municipal y el Gremio”.