Un centenar de manifestantes sabotean la inauguración del conseller Cambray del Saló de l’Ensenyament

Las posturas siguen alejadas en la segunda jornada de huelga consecutiva

La protesta, en el Salón del Ensenyament
La protesta, en el Salón del Ensenyament FOTO: Europa press

Un centenar de manifestantes que protestaban contra el conseller de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, han irrumpido en el Saló de l’Ensenyament, que el conseller debía inaugurar este miércoles en el recinto Montjuïc de Fira de Barcelona.

Coincidiendo con la segunda jornada de huelga educativa, los manifestantes en primer lugar se han concentrado en la plaza Espanya a la espera del conseller.

Después han irrumpido en el recinto, dirigiéndose hasta la zona en la que las autoridades --entre ellas, la consellera de Investigación y Universidades, Gemma Geis, varios rectores, diputados y cargos del Govern-- conversaban a la espera del acto oficial de inauguración.

Han pasado de largo y han entrado hasta uno de los pabellones, en el que han exhibido pancartas en favor de la inversión del 6% del PIB en educación, entonado cánticos en contra del conseller, han hecho sonar sirenas y han pedido su dimisión.

Este miércoles está prevista una manifestación desde la vecina Estación de Sants hasta el Saló, que se inaugura este miércoles y estará abierto hasta el día 20.

Los sindicatos educativos Ustec·Stes, CC.OO., Intersindical-CSC, Aspepc·Sps, UGT y CGT han pedido la implicación del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en la atención de sus demandas tras no llegar a ningún acuerdo con el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray.

Los portavoces sindicales lo han dicho en declaraciones a los periodistas este martes, después de que no hayan llegado a ningún acuerdo con el conseller en una reunión al término de la manifestación en la primera jornada de huelga educativa.

La portavoz de Ustec·Stes, Iolanda Segura, aseguró que el conseller no quiere negociar, por lo que ha pedido su dimisión y ha exigido una reunión entre Aragonès y el comité de huelga “para negociar la situación de conflicto abierto” que no quieren perpetuar --textualmente--.

En nombre de CC.OO., Teresa Esperabé calificó la reunión de “decepcionante” porque --asegura-- la Conselleria ha argumentado que muchas medidas ambicionadas por la parte sindical no entran en el presupuesto, y ha instado a Aragonès a mediar para solucionar el conflicto.

Por parte de Intersindical-CSC, Bernat Pèlach, ha lamentado que en la reunión el conseller “dice lo de siempre, que está abierto a hablar, pero no pone ninguna propuesta sobre la mesa”, y ha advertido que si lo único que entiende es que el sector hace huelga, se hará huelga.

Lorena Martínez, de UGT, ha emplazado a Gonzàlez-Cambray a que “si realmente quiere negociar, que lo demuestre” y que dimita si no es capaz de garantizar las peticiones sindicales.

Desde Aspepc·Sps, Joan Alís ha celebrado la huelga histórica, en sus palabras, y ha asegurado que los institutos están “hartos” de muchas de las condiciones actuales, no solo con el anuncio del nuevo calendario escolar.

Marta Minguella, de CGT, ha criticado los “engaños” del conseller, que les ha vendido humo --textualmente-- ignorando la magnitud de la manifestación y la huelga, y ha subrayado que no le ven como una persona válida para la negociación, por lo que también ha pedido la intermediación de Aragonès.