Elsa Artadi deja la política, entre lágrimas: “No puedo más”

La dirigente de JxCat, afín a Carles Puigdemont, deja la actividad pública

En muchos momentos de los últimos cinco años, ha estado llamada a ser la sucesora de Carles Puigdemont en el espacio posconvergente y candidata a la presidencia de la Generalitat. Sin embargo, decidió en 2019 que su carrera política tenía que seguir otros derroteros y se marchó al Ayuntamiento de Barcelona para liderar a JxCat. Hasta hoy, cuando ha anunciado, entre lágrimas y muy emocionada, que deja la política, con un contundente mensaje: “No puedo más”.

Artadi, en una comparecencia en el Ayuntamiento de Barcelona, rodeada por los suyos y la presidenta del Parlament y presumiblemente futura líder de JxCat, Laura Borràs, ha asegurado que es una decisión exclusivamente personal y “meditada”. “Ahora no puedo más. No tengo la energía para seguir sirviendo a la ciudadanía como se merece. No me siento con fuerza para continuar”, ha afirmado, visiblemente emocionada. Artadi es una dirigente con una trayectoria académica notable: se licenció en Economía en la Universidad Pompeu Fabra y se doctoró en la Universidad de Harvard.

Sin Artadi, JxCat tendrá que buscar un relevo rápido porque las elecciones municipales son el año que viene. Con Artadi, los posconvergentes aspiraban a dar la batalla y llevaba toda la legislatura trabajando para proyectarse como alcaldable, pero su marcha es un problema más para un partido que atraviesa un momento delicado: sin la presidencia de la Generalitat y en medio de un proceso congresual para renovar cargos tras la salida de Puigdemont. El partido se descapitaliza sin dos de sus más importantes rostros y tiene que afrontar un mes de mayo y junio que se antojan crispados internamente en la batalla por el liderazgo (con Borràs y Jordi Turull frente a frente).

Artadi era muy afín a Puigdemont y la marcha del partido de ambos coincide en el tiempo. La dirigente de JxCat se quedó fuera del Govern de Pere Aragonès después de mostrar su rechazo al acuerdo de investidura que fraguó Jordi Sánchez con ERC y, ahora, de forma inesperada, da un paso más y deja la política. En las quinielas de los presidenciables de JxCat siempre ha estado Artadi en los últimos años y en la pasada legislatura, con Quim Torra de president, se erigió en la persona fuerte del Govern en el bloque posconvergente, ejerciendo como consellera de la Presidència y portavoz del Govern.

Sin embargo, este viernes ha tomado la decisión de dejar la política activa tras 11 años: dejará tanto el acta de parlamentaria en el Parlament como el acta de concejal en el Ayuntamiento y los órganos de dirección del partido. “No es una decisión política ni vinculada al momento político actual”, ha querido remarcar Artadi.