Los Mossos alertan del altísimo incremento del yihadismo radical en Cataluña por culpa de las redes sociales

La Policía Autonómica detectó en 2021 un total de 121 posibles casos de radicalización

Operación de los Mossos contra el yihadismo
Operación de los Mossos contra el yihadismo FOTO: Google

Los Mossos d’Esquadra detectaron 191 posibles casos de radicalización violenta durante 2021, un 85% relacionados con el yihadismo y el 12,5% con los de la ultraderecha, han informado en un comunicado de este miércoles.

Han detallado que “las principales detecciones son muy primerizas” y que en el 92% de los casos los mecanismos de intervención educativa y asistencial recondujeron la situación, lo que permitió que un año más tarde no estuvieran bajo seguimiento policial.

Los Mossos han considerado que el yihadismo y la ultraderecha son “las dos mayores amenazas actuales en Cataluña” en el ámbito de los extremismos violentos, y han recordado que son fenómenos complejos y diversos que ponen en riesgo los valores de convivencia y paz social.

Durante 2021, comunicaron a la Fiscalía tres casos de radicalización e intervinieron en siete casos más con medidas asistenciales, mientras que en 57 ocasiones la policía ofreció asesoría especializada en mecanismos de intervención de la comunidad educativa.

Han avisado de que los discursos extremistas han alcanzado “dimensiones excepcionales” por los modelos de relación social facilitados por las redes sociales, y que la pandemia de la covid-19 estableció circunstancias propicias para la difusión y el consumo de propaganda violenta.

Los Mossos han ampliado la red de trabajo interdisciplinario para abordar la radicalización violenta y reforzar la prevención y la detección, puesto que ven esencial la coordinación institucional.

“Los nuevos procedimientos de trabajo abordan la prevención sobre la detección, y la detección sobre la intervención, que, en casos de acción policial, es la última ratio y está reservada a las situaciones en las que haya indicios de comisión de delitos penales”, han explicado.

Por ello, trabajarán con la Dirección General de Atención a la Infancia, Adolescencia y Juventud (Dgaia), Agents Rurals, comunidades religiosas y tejido asociativo y servicios sociales e impulsarán una campaña de comunicación para la ciudadanía.

Durante el 2021 y hasta el 30 de junio de 2022 se han celebrado 369 jornadas de formación a 7.795 profesionales entre agentes de la policía catalana, policías locales, trabajadores del ámbito penitenciario y profesores para explicar cómo detectar casos de radicalización violenta y responder a ellos.

En junio, agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d’ Esquadra detuvieron a un individuo en la localidad de Vespella de Gaia (Tarragona) por su presunta participación en el delito de adoctrinamiento activo de terceros. Durante la investigación se ha podido constatar como el sujeto se encontraba altamente radicalizado y plenamente adherido a los postulados ideológicos del Estado Islámico (Daesh, Isis).

La operación se ha desarrollado de forma conjunta entre la Comisaría General de Información y la Brigada Provincial de Información de Tarragona, ambas de la Policía Nacional, y la Comisaría General d’ Informació de los Mossos d’ Esquadra de Tarragona. A su vez, ha sido coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 3.

La investigación comenzó en enero de 2022 cuando los expertos en la lucha contra el terrorismo detectaron a un individuo alineado con los postulados de DAESH que difundía material radical y violento de corte yihadista. Durante las pesquisas, los agentes verificaron cómo el detenido se encontraba altamente radicalizado y plenamente adherido a los postulados ideológicos de la organización terrorista, interiorizando sus mensajes y llevando a cabo un intenso proceso de difusión masiva de contenidos y mensajes yihadistas a terceros, a quienes animaba a cometer acciones violentas, como decapitaciones (de infieles).