NASA

Misión clave para la defensa planetaria: La nave DART se estrellará contra el asteroide Dimorphos

El 26 de septiembre se producirá el choque como prueba de la técnica de impacto cinético para desviar la trayectoria de un asteroide en caso de que suponga un peligro para la Tierra

La nave espacial Double Asteroid Redirection Test (DART) de la NASA ya tiene muy cerca su objetivo final: Dimorphos, la pequeña luna del asteroide Didymos contra la que, si todo va bien, se estrellará el próximo lunes, 26 de septiembre.

El asteroide no representa una amenaza para la Tierra, pero la importancia de esta misión es que es la primera prueba que se va a realizar de la técnica de impacto cinético, utilizando una nave espacial para desviar la trayectoria de un asteroide como método de defensa planetaria.

A unos 32 millones de kilómetros de distancia de DART, el sistema Didymos se percibe muy débilmente, según la NASA. Los expertos en cámaras de navegación no estaban seguros de si DRACO podría detectar el asteroide, pero una vez que se combinaron las 243 imágenes durante la secuencia de observación, el equipo pudo optimizar las fotografías para mostrar a Didymos y señalar su ubicación.

“Este primer conjunto de imágenes se está utilizando para probar nuestras técnicas de imagen”, dijo a principios de septiembre Elena Adams, ingeniera de sistemas de la misión DART en el Applied Physics Laboratory (APL) de Johns Hopkins en Laurel (Maryland). “La calidad de la imagen es similar a la que podríamos obtener de los telescopios terrestres, pero es importante comprobar que DRACO está funcionando correctamente y puede ver su objetivo para realizar los ajustes necesarios antes de que comencemos a usar las imágenes para guiar a la nave espacial al asteroide de forma autónoma”.

Misiones DART y HERA
Misiones DART y HERAAntonio Cruzfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

Aunque el equipo ya ha realizado una serie de simulaciones de navegación utilizando imágenes de Didymos que no son de DRACO, DART dependerá en última instancia de su capacidad para ver y procesar imágenes de Didymos y Dimorphos, para guiar la nave espacial hacia el asteroide, especialmente en las últimas cuatro horas antes del impacto. En ese momento, DART deberá navegar autónomamente para impactar con éxito en Dimorphos sin ninguna asistencia desde tierra.

La nave espacial DART está diseñada para operar de manera autónoma durante la aproximación terminal, pero el equipo de SMART Nav monitoreará cómo se rastrean los objetos en la escena, incluidas sus intensidades, la cantidad de píxeles y la consistencia con la que se identifican. Solo se tomarán medidas correctivas utilizando contingencias planificadas previamente si hay desviaciones significativas y que amenazan la misión de las expectativas. Con Júpiter y sus lunas, el equipo tuvo la oportunidad de comprender mejor cómo pueden variar las intensidades y la cantidad de píxeles de los objetos a medida que los objetivos se mueven a través del detector.

“Al ver las imágenes de Didymos de DRACO por primera vez, podemos optimizar la configuración de DRACO y ajustar el software”, dijo Julie Bellerose, líder de navegación de DART en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena (California).

Usando observaciones tomadas cada cinco horas, el equipo de DART ha ido ejecutando maniobras de corrección de trayectoria durante las últimas tres semanas, cada una de las cuales habría reducido aún más el margen de error de la trayectoria requerida para que la nave espacial impacte. Después de la maniobra final del 25 de septiembre, aproximadamente 24 horas antes del impacto, el equipo de navegación conocerá la posición del Dimorphos en un radio de 2 kilómetros. A partir de ahí, DART se guiará de forma autónoma hasta su colisión con la pequeña luna del asteroide.

DRACO volvió a observar a Didymos en observaciones planificadas los días 12, 13 y 22 de agosto.

El APL Johns Hopkins administra la misión DART para la Planetary Defense Coordination Office de la NASA como un proyecto de la Planetary Missions Program Office de la agencia. DART es la primera misión de prueba de defensa planetaria del mundo, que ejecutará intencionalmente un impacto cinético en Dimorphos para cambiar ligeramente su movimiento en el espacio. Si bien el asteroide no representa ninguna amenaza para la Tierra, la misión DART demostrará que una nave espacial puede navegar de forma autónoma hasta provocar un impacto cinético en un asteroide relativamente pequeño, demostrando que esta es una técnica viable para desviar un asteroide en curso de colisión con la Tierra, si en algún momento se descubriera alguno. DART alcanzará su objetivo el 26 de septiembre de 2022.