Sociedad

Antropología

Cataluña arrebata a Rumanía el resto sapiens más antiguo de Europa

Es posible que el resto de sapiens más antiguo de Europa sea catalán y llevemos años clasificándolo mal

Los restos de Homo sapiens más antiguos de Europa podrían ser catalanes, arrebatándole el récord a Rumanía. Esa es la noticia y lo cierto es que, últimamente, parece que los paleontólogos no dejan de batir sus propios récords. Cada poco tiempo aparece una nueva noticia anunciando que los Homo sapiens somos varios milenios más antiguos de lo que pensábamos o, incluso que llevamos en la península más tiempo del que creemos. Sin lugar a dudas son noticias realmente trepidantes para quien no está muy puesto en el tema y, por supuesto, los grandes aficionados devoran con gusto cada pequeña actualización en el campo. En cambio, a muchas otras personas puede parecerles repetitiva esta manera de anunciar, varias veces al año, cómo se bate el mismo récord.

Por suerte, existe otra manera de verlo para evitar la indiferencia. Y es que, si los récords en esta disciplina son tan volubles, es porque apenas hemos invertido recursos en su ella. Queda casi todo por descubrir y a poco que arañan la tierra peninsular, los investigadores están encontrando tesoros paleontológicos. De hecho, aunque normalmente no seamos conscientes de ello, la Península Ibérica es especialmente rica en fósiles de homínidos prehistóricos. Hay muchas zonas potencialmente llenas de yacimientos que todavía no hemos empezado a explorar y, sin embargo, las que si conocemos, ya nos sitúan en lugar privilegiado en el panorama internacional. En este caso, la protagonista de la noticia ha sido una mandíbula que conocemos desde hace más de un siglo, pero que podríamos haber estado malinterpretando: la mandíbula de Banyoles, desenterrada en 1887.

Por un mentón

Las primeras dataciones de aquella mandíbula situaron la muerte de su propietario hace 45 o 65 mil años. Hasta hace poco, eso habría sido suficiente como para tomarlo por un neandertal, ya que creíamos que el Homo sapiens había llegado a la península más tarde. Sin embargo, muchos expertos habían hecho notar que los rasgos de la mandíbula no encajaban demasiado bien con los de un neandertal. Eran, en todo caso, algunos más propios de un sapiens, como nosotros. Podríamos pensar que la datación era incorrecta, o tal vez, que en realidad llegamos a estas tierras ibéricas antes de lo que creíamos. Pero no nos anticipemos, porque por muy sapiens que fueran sus rasgos, faltaba uno bastante clave: el mentón. La mandíbula carecía de esa prominencia bajo sus incisivos inferiores, algo muy propio de nuestra especie y que, en cambio, estaba ausente en los neandertales.

Científicos norteamericanos y españoles publican que el Sapiens más antiguo de Europa es la mandíbula de Banyoles.MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA.07/12/2022
Científicos norteamericanos y españoles publican que el Sapiens más antiguo de Europa es la mandíbula de Banyoles.MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA.07/12/2022MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA.MUSEO DE LA EVOLUCIÓN HUMANA.

Y aquí es donde viene la percha de actualidad, porque un grupo de investigadores ha tratado de resolver esta incógnita gracias a las nuevas tecnologías. El equipo está formado por expertos que ejercen tanto en Estados Unidos como en nuestro país y, entre ellos, destacan algunos nombres mediáticos, como Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos. El estudio ha consistido, en concreto, en un análisis de morfometría geométrica, o, dicho de otro modo, la creación de un modelo digital que simplifique las formas de la mandíbula para convertirlas en un conjunto de polígonos que la representen bien y donde sea más sencillo medir sus proporciones y particularidades. De este modo, no solo se puede conocer mejor la pieza, sino que es más fácil compararla con otras. Así es como el equipo ha llegado a la conclusión de que la mandíbula de Banyoles no es de un neandertal o, al menos, no del todo.

Un poco de todo

De hecho, en palabras de Juan Luis Arsuaga “Es en casi toda su morfología un humano moderno” o, dicho de otro modo, un Homo sapiens. La falta de mentón sigue inquietando a los investigadores, pero el equipo ofrece una interpretación compatible con la naturaleza sapiens de la mandíbula, y es que, tal vez, su portador tenía antepasados neandertales. Sabemos que no fue raro el entrecruzamiento entre sapiens y neandertales. De hecho, sigue habiendo un porcentaje de ADN neandertal en nosotros. En resumen: si los autores del estudio estuvieran en lo cierto, el cráneo de Banyoles usurparía el récord que ahora ostentan unos restos de Pestera cu Oase, en Rumanía cuya antigüedad se estima entre 37.000 y 42.000 años. Habrá que esperar a más estudios que, mediante otras pruebas como pueden ser el análisis de ADN, apoyen o descarten este récord gerundense.

QUE NO TE LA CUELEN:

  • No podemos hablar del humano más antiguo de Europa, porque actualmente consideramos que la especie de los neandertales era también humana, como nosotros. Por ese motivo, es más correcto decir “humanos modernos”, “Homo sapiens” o, para ser más precisos, “Homo sapiens modernos”.

REFERENCIAS (MLA):