Blasco, condenado a un año de prisión por desviar fondos de cooperación

El tribunal le absuelve de delito de asociación criminal

El exconseller Rafael Blasco, y el empresario César Augusto Tauroni, en el banquillo, en una imagen de archivo

La Audiencia de Valencia ha condenado a un año de prisión al exconseller Rafael Blasco por el desvío de cerca de 5 millones de euros inicialmente destinados a once proyectos en países empobrecidos, entre ellos la construcción de un hospital en Haití por el seismo de 2010, en las piezas 2 y 3 del caso Cooperación.

Asimismo, el empresario César Augusto Tauroni, condenado al igual que el exconseller en la primera pieza, ha sido condenado a dos años de prisión.

Ambas penas son inferiores a las pactadas entre los acusados y la Fiscalía Anticorrupción en el transcurso del juicio, que quedó visto para sentencia hace nueve meses, y en el que el fiscal Jesús Carrasco redujo su petición inicial de penas de cárcel de 16 y 22 años de cárcel, para Blasco y Tauroni, respectivamente, a tres años y medio en ambos casos.

En la condena, cuyo fallo ha dado a conocer este viernes el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, se absuelve expresamente a Blasco de los delitos de asociación ilícita, organización y grupo criminal que habían formulado otras acusaciones, entre ellas la Coordinadora Valenciana de ONGD.

Blasco reconoció haber cometido los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y falsedad en la trama de altos cargos de la Administración y empresarios que desviaron cinco millones de euros públicos destinados a proyectos solidarios, y aportó además dos bienes inmuebles tasados en unos 800.000 euros con los que resarcir su responsabilidad civil.

Por su parte, el empresario Augusto César Tauroni, máximo responsable de la Fundación Hemisferio, admitió la comisión de la totalidad de los hechos y se conformó con la imposición de la penas de tres años y seis meses de prisión y una multa de 40.000 euros, aunque la pena final ha sido sustancialmente inferior.

Al considerado como uno de los principales cabecillas de la organización y funcionario a las órdenes de Blasco Marc Llinares se le ha impuesto una condena de dos años y nueve meses de prisión, además de una multa de 10.000 euros.

Igualmente, otros miembros de la Conselleria dirigida por Blasco como Agustina Sanjuán, también condenada en el juicio anterior por hechos similares, deberán cumplir seis meses de prisión, y Josep Maria Felip, un año y seis meses y un desembolso de 15.000 euros.

Arturo Ignacio Tauroni, hermano del empresario del mismo apellido, ha sido condenado a un año y tres meses de prisión; Alina Indiekina (Fundación Hemisferio) a tres meses de prisión y 30.000 euros de multa; Maribel Castillo (Fundación Hemisferio) a un año y seis meses de prisión; Alfonso Navarro (Fundación Hemisferio) a un año y seis meses de prisión y multa de 15.000 euros.

José Bollaín (Fundación Hemisferio) a un año y seis meses; Luis Freire (Fundación Hemisferio) a un año y seis meses y 15.000 euros; Jesús Urquiza (Caaz y Expande) a un año y seis meses y 35.000 euros; Carlos Andres Chust (Chust Alzira) a un año de prisión y 15.000 euros; José Luis Mezquita (Matuscas) a cinco años y seis meses de prisión; y Miguel Ángel Climent (Caf Cas y Cons Cas) a un año y seis meses y 15.000 euros.

Féliz Sanz Pardo (Gestión Solar Pobla y Monribar) ha sido condenado a un año y medio de prisión; Fernando Darder (Esperanza Sin Fronteras) a tres meses y un día de prisión y 5.000 euros; Rafael Pedro Barrera (Fudersa) a tres años de prisión y multa de 1,8 millones de euros; Rosa Castelo (Beconsa) a un año y medio y 37.000 euros; Alberto Pampín (APB Arquitectura) a un año y medio y 15.000 euros; y Fernando Cañete (Advantia) a nueve meses y un día de prisión y 25.000 euros.

Han sido absueltos de todos los cargos Luis Fernando Castel (Caaz y Expande) y la que fuese jefa de servicio de la Conselleria de Cooperación Dolores Escandell.

Por su parte, la consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, ha calificado de “laxas” las condenas hechas públicas este viernes en la sentencia del juicio por las piezas dos y tres del caso Cooperación, y ha esperado que se devuelva “cada euro robado”.