Vuelta a los colegios sin test de covid-19

CSIF denuncia que la falta de previsión de la Conselleria de Educación que prepara ahora la reincorporación de los centros en la fase 2

No habrá test para los profesores que tengan que volver la próxima semana- cuando previsiblemente la Comunitat Valenciana alcance la fase 2- a dar clases presenciales. La Conselleria de Educación, según denuncia CSIF no practicará pruebas de coronavirus los docentes, “como sí han hecho muchas empresas con sus trabajadores", explica el portavoz de Educación de este sindicato, José Seco.

“Se trata de una cuestión de seguridad. Los profesores podrían contagiar a los alumnos” y apunta a que este riesgo en los aquellos que se presentan a la EBAU podría ser especialmente problemático.

Aprueban que se haya delimitado un máximo de diez alumnos por clase, pero no que se haga responsable exclusivamente a los padres de que vigilen si sus hijos pueden presentar síntomas de estar contagiados. “Dicen que es la Conselleria de Sanidad quien debería practicar test y en Sanidad nos confirman que no lo tiene previsto”.

Improvisación y poca planificación

Seco también critica la falta de previsión con la que trabaja la Conselleria de Educación. La semana pasada fue la primera vez que se les convocó para informarles sobre la reapertura de las aulas, que se producirá la próxima semana. “Solo hay 15 días para trabajar en cómo volver de manera segura”.

Advierte además que la Conselleria de Educación tampoco avanza cómo será la vuelta en septiembre. “Si realmente el máximo de alumnos por aula va a ser 15, ¿qué va a pasar con el resto? Las familias viven en una incertidumbre constante”. Este escenario deja abiertas también muchas incógnitas. “¿Se va a aumentar el número de docentes?, ¿Habrá recursos extra? La improvisación no es una buena fórmula”.

Seco considera que la Conselleria debe anticiparse y prepararse para la peor de las situaciones. “Si las clases son de diez alumnos habrá que contratar más profesores y también harán falta más aulas, una solución podrían ser aulas prefabricadas”.

Desde CSIF lamentan que las reuniones sirven únicamente para informar sobre las medidas que se van a llevar a cabo y que hay poca negociación. “Hemos estado dos meses sin plantear cómo iba a ser la vuelta”.