Puig acepta que Sanidad imponga un criterio común para decidir confinamientos de ciudades

La Comunitat Valenciana no tiene ninguna localidad que cumpla los parámetros marcados por Sanidad

El enfrentamiento entre la Comunidad de Madrid y el Gobierno central a cuenta de la situación de crisis sanitaria que atraviesa esta región ha servido para que el Ministerio de Sanidad imponga el primer criterio objetivo para decretar el confinamiento de una ciudad. Así, aquellas poblaciones de más de 100.000 habitantes que presenten una incidencia acumulada de más de 500 casos de covid tendrán restricciones de movilidad.

Se trata de una medida “homogeneizadora” y que “da criterios de objetividad” frente al coronavirus que cuenta con el respaldo del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha precisado que la Comunidad de Madrid “no es el ejemplo” de la gestión de la pandemia y su liderazgo en este asunto “no es lo más pertinente”.

En la Comunitat Valenciana la medida solo podría aplicarse- si se registrasen altas tasas de covid- en cuatro ciudades. Valencia (794.000 habitantes), Alicante (334.887), Elche (232.517) y Castellón (171.728). La siguiente localidad con mayor población censada es Torrevieja con 82.000 habitantes.

Aunque valora positivamente el principio de acuerdo entre ambos gobiernos, el jefe del Consell ha defendido también que estas medidas deben cerrarse en el Consejo Interritorial de Salud, “un espacio multilateral”. En este sentido ha insistido en que le gustaría que hubiera la máxima cooperación entre administraciones. "Estamos todos juntos en la causa común contra la pandemia”.

No obstante, ha insistido en que la Comunidad de Madrid “no es ejemplo de gestión”, y aunque ha dicho respetar “sus decisiones y su vía”, ha destacado que “la vía valenciana no tiene nada que ver con la de Madrid”.

Puig ha afirmado que en estos momentos no habría ninguna población de la Comunitat Valenciana afectada por estas restricciones, ya que la incidencia del virus es la más baja de España en los últimos siete días, pero ha advertido de que puede haber “problemas en otro momento”.

“Esto no es para exhibir ningún tipo de triunfalismo” y ha asegurado que si en la Comunitat hubiera una incidencia del virus que exigiera una mayor respuesta, se daría porque mantienen “un nivel exigencia alto de restricciones” aun teniendo “una incidencia bastante más baja” que otras autonomías.