El conseller de Hacienda pide calma: “No habrá recortes. Los gastos de la pandemia están cubiertos por España y la UE"

Vicent Soler asegura que la subida de impuestos a los que más tienen forma parte del ADN del Botànic

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha pedido hoy calma de cara a los presupuestos del año que viene. «No va haber recortes, todos los gastos extraordinarios provocados por la pandemia están cubiertos por el Gobierno español y por la Unión Europea, como ha pasado este año».

El conseller se ha manifestado de esta manera tras presentar la Ley de medidas fiscales para los Presupuestos de la Generalitat valenciana de 2021, la conocida como Ley de acompañamiento, una presentación que este año se realizó desde Ayora (Valencia), donde el Consell celebra este fin de semana un seminario de Gobierno.

Soler ha recordado que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha eliminado esta misma semana el techo de déficit y el límite de gasto para las autonomías, «una medida muy importante que demuestra que entre Montoro y Montero hay mucha más diferencia que una simple vocal».

El responsable de Hacienda de la Generalitat valenciana respondía así al ser preguntado sobre los supuestos recortes a los que ha sometido ya a varias Consellerias tras realizar sus propuestas iniciales de cara al próximo año. Pero Soler ha asegurado que «no ha pasado nada que no suceda otros años, es lo normal en la fase preliminar».

No obstante, avisa de que no serán unos presupuestos «continuistas» porque el entorno de la pandemia ha marcado el escenario de manera determinante con una caída de los ingresos, por una parte, y un aumento de los gastos. El objetivo principal para el año que viene, según dice, es que los servicios públicos fundamentales no solo no se recorten sino que puedan seguir cubriendo las nuevas necesidades.

Además, culpa a los gobierno populares anteriores al Botànic de las ineficiencias que se han revelado durante la pandemia: «Hemos hecho lo que hemos podido durante estos cinco años, pero es que antes había habido 20 años más».

Preguntado sobre las peticiones de sus socios de Gobierno en el Botànic -Compromís y Unides Podem- sobre una subida de impuestos para 2021, Soler ha explicado que la progresividad de los impuestos es algo compartido por tod el Gobierno del Botànic. «Está en nuestro ADN que los que más tienen más pagan».

Ahora bien, para no entrar en contradicción con lo que dijo el presidente de la Generalitat en Les Corts, Ximo Puig, el pasado jueves, matiza que tienen «toda la legislatura para hacerlo».

«Lo haremos bien, consultando a los expertos, como hemos venido haciendo hasta ahora».

Nuevas deducciones

Como ya se había anunciado, el Consell ha incluido en la Ley de acompañamiento de 2021 nuevas deducciones fiscales para las personas más desfavorecidas, incluyendo esta vez a las víctimas de la violencia de género, personas que trabajen en la prostitución y aquellos trabajadores afectados por un ERTE o que tuvieran que reducir su jornada con motivo del estado de alarma.

Además, se incluye una nueva medida fiscal dirigida a acabar con el problema del despoblamiento en zonas de interior. De esta forma, habrá una deducción de 300 euros para familias que vivan en municipios con riesgo de despoblamiento. A esa cantidad hay que añadir 120 euros en caso de tener un hijo, 180 euros si son dos hijos y 300 euros si son tres. «Una familia numerosa podrá ahorrar hasta 540 euros en el IRPF».

El conseller ha anunciado también la recuperación del Instituto Valenciano de Estadística (IVE) un ente que fue eliminado por el anterior gobierno popular de Alberto Fabra y que ahora es resucitado porque «las estadísticas son clave para tomar decisiones», dijo Soler. No se sabe quién estará al frente de dicho órgano ni qué presupuesto tendrá.