La ley electoral del Botànic baja el listón electoral al 3 por ciento y permite hasta un 60% de mujeres en las listas

Ciudadanos advierte de que si no se corrige la proporcionalidad de los votos rechazará la propuesta

Los síndics de los grupos parlamentarios del PSPV-PSOE, Manolo Mata (i), de Compromís, Fran Ferri, y Unides Podem, Naiara Davó, respectivamente han presentado en el registro de Les CortsAna EscobarEFE

PSPV, Compromís y Unides Podem están decididos a cambiar esta legislatura la Ley Electoral Valenciana. Confían en que Ciudadanos acabará apoyando esta vez la reforma- sus votos son necesarios para sacar la mayoría de dos tercios-a pesar de que la formación que lidera Toni Cantó ya ha avisado de que para que así sea se deberá garantizar la proporcionalidad de los votos.

La propuesta de reforma incluye bajar la barrera del cinco al tres por ciento para obtener representación en Les Corts, que las listas sean paritarias, un mecanismo de voto preferencial y primarias abiertas a la ciudadanía.

En lo que respecta a la paridad esta ley permitirá que los partidos que así lo deseen incluyan hasta un 60 por ciento de mujeres en sus listas. Además, los electores podrán marcar su preferencia por un máximo de tres candidatos de la misma lista. De tal manera que si alguno de ellos obtuvieran el 10 por ciento de los votos logrados avanzarían puestos dentro de ella.

La reforma de la ley también incentiva las primarias abiertas a la ciudadanía puesto que aumentará un cinco por ciento la subvención electoral a quienes las hagan.

Además, para reducir gastos electorales y el impacto con el medio ambiente, se plantea el envío centralizado de papeletas y publicidad de las diferentes candidaturas.

El voto de Ciudadanos

La propuesta de reforma de ley se ha presentado en el registro de Les Corts Valencianes sin que se produjese negociación previa con Ciudadanos.

El síndic socialista, Manolo Mata, ha dado por supuesto que logrará su apoyo asegurando que se pueden hacer algunos ajustes para que mejorar la proporcionalidad de los votos. Así, ha asegurado que se pueden realizar ajustes posteriores para el voto de la provincia de Castellón no esté tres veces representados. Espera también que el PP se sume porque es la ley “más moderna del Estado español” y no hay “franjas rojas” que en el texto que imposibiliten acuerdos.

No obstante, la síndica adjunta de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Ruth Merino, ha expresado su “decepción” ante la propuesta de ley electoral que ha registrado este jueves el tripartito, porque “no incluye una mejora en la proporcionalidad”.

Mucho más crítica fue la portavoz del PP, Isabel Bonig, que ha criticado con dureza que el Botànic se dedique a mirar “cómo se pueden repartir las poltronas” mientras la gente está muriendo. “Es inmoral e indigno” que los partidos de la izquierda propongan cambiar la ley electoral valenciana en plena pandemia. No se ha estado a la altura, estoy profundamente cabreada y dolida, esto no es la política".

Por su parte el síndic de Compromís, Fran Ferri, esta norma aporta más democracia y permitirá un Parlamento “mas representativo de la sociedad valenciana”, pues evitará que formaciones con 100.000 votos se queden fuera.

La síndica de Unides Podem, Naiara Davó, ha señalado con esta ley la Comunitat Valenciana “sigue demostrando que es vanguardia”, y se da más poder a la ciudadanía por encima de los partidos políticos al tiempo que se garantiza avanzar en la igualdad y en la renovación de las instituciones.

El Botànic también defiende que se facilite el voto de los residentes ausentes que viven en el extranjero, mediante el acceso a papeletas en formato electrónico para que puedan ser impresas y enviadas, y que la distribución de espacios electorales gratuitos sea proporcional a la representación obtenida en Les Corts, garantizando cinco minutos a cada formación.