Valencia roza 915 millones de presupuesto en 2021 para paliar efectos crisis

Los funcionarios, el alcalde, los concejales y los asesores tendrán una subida de sueldos del 0,9 por ciento

El alcalde Ribó, al igual que el resto de concejales y funcionarios del Ayuntamiento tendrán una subida salarial del 0,9 por ciento.Ayuntamiento de ValenciaEFE

El Ayuntamiento de Valencia tendrá un presupuesto para 2021 de 914,9 millones de euros, un 1,8 por ciento más que el de este ejercicio, con una aumento en 18,15 millones para paliar los efectos de la crisis sanitaria (5,43 millones), social (5,38) y económica (7,34) derivada de la pandemia del coronavirus.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha presentado este miércoles unas cuentas “moderadamente expansivas”, que “incrementan el gasto social, apoyan a los sectores productivos y mejoran los servicios”, además de seguir la línea de la reducción de la deuda y permitir cumplir el acuerdo marco de reconstrucción de la ciudad poscovid.

Ribó ha destacado que la deuda a final de año será de 296 millones frente a los 750 heredados y habrá una inversión de 92,5 millones, principalmente para infraestructuras urbanas, y se destinarán 35,5 millones (3,88 por ciento) a reactivar la economía.

El concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha destacado que el mantenimiento de las entregas a cuenta del Estado y el endeudamiento permiten neutralizar los recortes y ser expansivos, ha dejado la puerta abierta a más estímulos fiscales y una revisión de calendario tributario, y ha asegurado que las cuentas sientan las bases no solo de la reconstrucción sino también de la transformación de la ciudad.

Respecto a la evolución de la deuda, ha dicho que este año se reduce a 296 millones (35,5 por ciento de ingresos) pero en 2021 “empezará a subir” porque recurren a 48,5 millones de deuda, que podrían ser más si ha de hacerse frente a pagos por el canal de acceso ferroviario y la deuda de La Marina: “Como mínimo 303 millones”.

En ingresos, ha explicado que el Estado mantiene las entregas a cuenta, se congelan las tasas e impuestos, se baja 24,3 millones la recaudación de impuestos (plusvalía e ICIO) y en 9 millones tasas y multas (por bajada de licencias urbanísticas y multas de tráfico).

Ha añadido que baja en 4,5 millones la transferencia de la Generalitat para planes de empleo aunque se desconoce el importe total aunque ha señalado que aumenta la trasferencia de capital.

“Todos estos positivos y negativos reflejan un aumento de los ingresos de 17,5 millones”, según Ribó, que ha agregado que se congelan los gastos de personal en 305,5 millones y sube en 14,6 millones (3,48 por ciento) el gasto en equipos de protección, limpieza y desinfección, atención social y ayuda a la actividad económica.

Para hacer frente a la crisis sanitaria se aumenta el gasto en productos farmacéuticos más del 3.500 por ciento con 1,06 millones, limpieza de centros educativos (destinan 6,45 millones, 36 por ciento más) y edificios municipales (5,63, 51 por ciento), así como 1 millón en informática, entre otros asuntos, para costear el teletrabajo, que ha pasado de unas 200 licencias a más de 2.400.

Respecto a la crisis social, se destinan 38 millones a bienestar social, un 11,5 por ciento más; 5,72 a servicios domiciliarios para mayores (9,4 por ciento más) y 3,17 a subvención del alquiler de vivienda municipal, que crece un 44 por ciento.

Para afrontar la crisis económica, destaca el aumento de ayudas al comercio un 319 por ciento (1,92 millones), 58,5 por ciento a turismo e internacionalización (7,3) y emprendedores (4,71). Además, destinan 6,11 millones a fomento del empleo y 5,83 a innovación.

“Estamos perfectamente preparados para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social que tenemos encima como consecuencia del coronavirus”, ha sentenciado y ha matizado que estas partidas suben porque “hay otras que bajan” como protocolo, publicidad y fiestas, que caen un 5 por ciento.

Las inversiones suben a 96,2 millones, un aumento de 12,3 millones y subida del 15,13 por ciento respecto a 2020 y destacan la plaza de Brujas (7,45) y la de la Reina (10,3) y los colegios Ángel de la Guarda y 106 Malilla y el IES Peset Aleixandre, con una inversión total de 16 millones (frente a los 6 de este año).

También ha detallado obras de saneamiento y suministro de agua (17,1 millones), edificio de bomberos de la Avenida de la Plata (3,58), calzada y aceras (2,4), jardines (2,2), rehabilitación del edificio la Harinera (2,7) o infraestructuras deportivas (1,2) como el pabellón de San Isidro o el polideportivo de Nazaret.

Sanjuán ha resaltado que hay “expectativas de que pueda ampliarse, vía transferencias de otras administraciones o vía utilización de remanentes” y que todos los recursos “incluso los redistribuidos se han destinado preferentemente a combatir las consecuencias de la covid”.

Subida de sueldos...

Este año, las cuentas municipales reflejan una subida de los sueldos en un 0,9 por ciento, un incremento que afectará a todos los funcionarios municipales, así como al propio alcalde, Joan Ribó, y a los 33 concejales del Consistorio y a los asesores de los grupos políticos. La subida generalizada de sueldos a los funcionarios ha sido impulsada por el Gobierno de la nación y es de aplicación en toda España, si bien, no todas las administraciones la han aplicado a los sueldos “políticos”, aunque sí al cuerpo funcionarial.

...y cierre de persiana

En opinión del PP, el presupuesto que presenta Ribó y PSOE para 2021, “es el presupuesto de cierre de persianas del comercio y hostelería y ocio, no prioriza el apoyo a autónomos y pymes, las ayudas son insuficientes y se mantiene el sablazo fiscal de Ribó con las subidas realizadas los años 2016 y 2020”, ha explicado la portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá.

“No se recoge ninguna de las propuestas del Grupo Municipal Popular, especialmente dos de ellas necesarias para la recuperación económica de la ciudad y frenar el paro: la rebaja de impuestos y el aumento de las ayudas al sector económico para que lleguen a todos los afectados por la crisis”, señaló Catalá.

Las ayudas son insuficientes para ayudar a abrir persianas en la ciudad, y con esta falta de recursos se cronificada y la destrucción de empleo en la ciudad con una tasa del 18 por ciento, dos puntos por encima de la media en España. “Un ejemplo de esta falta de apoyo a autónomos, pymes y comercios es que las ayudas al comercio se presupuestan 1,9 millones de euros para 2021, cuando el año pasado se destinaron más de dos millones de euros, es decir 100.000 euros menos para 2021”, ha destacado desde el PP.

El PP sigue reclamando la reversión del sablazo fiscal de Ribó que subió los impuestos tanto en 2016 como en 2020, un aumento de las ayudas para autónomos, pymes, comercios, hosteleros y ocio hasta llegar a los 60 millones de euros para el año 2021, el retraso del pago de impuestos hasta finales de año 2021 y la intervención municipal en la gestión de la EMT. Este año se han quedado sin ayudas el 92% de autónomos y pymes se han quedado sin ellas aun cumpliendo las condiciones y arrastrar importantes pérdidas.

El presupuesto de Ribó y PSOE para 2021 mantiene las ayudas nominativas a los grupos del entorno catalanista, como son Escola Valenciana, que recibirá 25.000 euros y El Micalet, a quien se destinan con otros 25.000 euros.

Ciudadanos ofrece su abstención

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en Valencia, Fernando Giner, ha condicionado la abstención de su grupo a los presupuestos municipales de 2012 a que el alcalde, Joan Ribó, firme un documento en el que se comprometa a usar los remanentes para “cumplir con las familias, los autónomos y las pymes”.

“El alcalde obtendría nuestro voto a favor si, además, elimina las subvenciones nominativas al pancatalanismo”, ha agregado Giner, que ha puntualizado que ese ahorro municipal debería destinarse a “sectores productivos especialmente castigados por la crisis económica derivada de la pandemia, como la hostelería, el comercio, los gimnasios o la cultura”.

Giner se ha reunido este miércoles vía telemática durante cerca de una hora con Ribó y la vicealcaldesa, Sandra Gómez, antes de la presentación oficial de los presupuestos de Valencia para 2021 por parte del alcalde.

Tras la reunión, a la que también ha asistido el vicealcalde Sergi Campillo y el concejal de Hacienda, Borja Sanjuan, Giner ha explicado que han conseguido que los impuestos “no se paguen hasta junio”.

No obstante, ha apuntado que “las cantidades están lejos de lo que hemos pedido, por lo tanto, no podemos apoyar los presupuestos. Estamos trabajando para no oponernos”.