El PP critica que el presupuesto del Ayuntamiento de Valencia está “lleno de trampas”

Ribó le da la misma cantidad en subvenciones a Escola Valenciana y al Micalet (50.000€) que destina a material de protección de Policía Local (48.000€)

Los concejales del PP mostraron su rechazo al comienzo del pleno, a la Ley CelaáLa RazónPP

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha calificado el acuerdo sobre el presupuesto del Ayuntamiento como “puro teatro, porque en él se recogen tan sólo palabras pero ningún hecho concreto”.

Un acuerdo que ha advertido Catalá, “no está recogido en el documento que se va a aprobar en el Pleno y que incluye trampas, como que no se cumplen los acuerdo de la comisión de reconstrucción en lo relativo a las inversiones para la reactivación económica, que no alcanzarán el 2,5 por ciento del total.

Además, ha apuntado Catalá, “el documento que se ha votado del presupuesto no incluye bonificaciones que incentiven la protección del medio ambiente, ni tampoco incluye los acuerdos de la comisión de reconstrucción para dedicar el 2,5 por ciento del presupuesto para la reactivación económica”.

Ha considerado que “el presupuesto es tramposo” porque el gobierno municipal incluye como inversiones a la reactivación de económica el pago de alquileres municipales y el pago a la seguridad social y de trienios de funcionarios

El acuerdo del presupuesto, ha alertado Catalá, “mantiene la subida de impuestos, que en 2020 ha sacado del bolsillo de los valencianos 30 millones de euros, con un aumentos de la tasa de alcantarillado de 105 por ciento, del IBI a la actividad económica del 13 por ciento, con subidas del impuesto de tracción mecánica y con la aplicación del máximo coeficiente para el IAE, todo ello pese a que el en Valencia hay más de 65.000 parados, con un crecimiento del 18 por ciento por encima de la media nacional que está en el 16 por ciento”.

El presupuesto no aumenta las ayudas directas a autónomos, comerciantes, pymes, hosteleros y ocio. También deja sin bonificaciones de impuestos de hasta un 50 por ciento del IBI para el sector económico que haya sufrido pérdidas por la crisis del COVID 19.

Asimismo, tampoco recoge ayudas para el Banco de Alimentos que reparte cada semana más de 6.000 carros de comida a familias de la ciudad de Valencia, e incluye un recorte de 100.000 euros en las ayudas municipales a Casa de Caridad de Valencia. “Esta es la parte más lamentable de unos presupuestos municipales para 2021 que aprobados hoy por el Gobierno de Ribó y PSOE, pues ni rescatan a las personas ni reactivan la economía de la ciudad mermada por la crisis de COVID 19”.

Reducción de la partida de empleo

Uno de los principales objetivos que tendría que fijarse el Gobierno para el próximo 2021 es reducir la alta tasa de paro en la ciudad situado en un 18 por ciento. “Sin embargo recortan en casi 5 millones la partida de empleo para 2021 cuando debía ser una de las partidas que más subiera con incentivos para la creación de empleo”, ha explicó Catalá.

“Esto demuestra el escaso interés por frenar el paro del gobierno de Ribó y PSOE por reducir el paro, pero si aumentan la partida para la Fundación de Empleo, el chiringuito de colocación para militantes del PSOE ya que los dos subdirectores son los número 9 y 10 de la lista del PSOE al Ayuntamiento de Valencia”, ha destacado.

El documento que se ha votado del presupuesto, ha reiterado Catalá, no incluye bonificaciones que incentiven la protección del medio ambiente, ni tampoco incluye los acuerdos de la comisión de reconstrucción para dedicar el 2,5 por ciento del presupuesto para la reactivación económica, pero sí que incluye un aumento del 22 por ciento de las ayudas a dedo”.

Al respecto ha desvelado que “Ribó le da la misma cantidad en subvenciones a Escola Valenciana y al Micalet (50.000€) que destina a material de protección de Policía Local (48.000€)