La Aemet alerta: las gotas frías serán cada vez más frecuentes en la Comunitat Valenciana

“Lo que va a suceder hasta 2050 ya no lo podemos cambiar”, lamenta el director territorial

Niños con miedo al pronóstico del tiempo, las otras secuelas de la gota fría
Imagen de archivo del rescate de niños en un barrio de Almoradí durante la DANA de septiembre de 2019MORELLEFE

El director territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat Valenciana, Jorge Tamayo, ha asegurado este lunes que el “problema” meteorológico al que se enfrenta la Comunitat es que las gotas frías “suceden ahora demasiadas veces, con mucha más frecuencia”, y ha afirmado que los modelos meteorológicos “predijeron bastante bien lo que está pasando”.

Tamayo ha realizado estas declaraciones en Les Corts, durante su intervención ante la comisión especial de estudio sobre medidas de prevención de los riesgos de inundaciones del Bajo Segura en materia territorial, urbanística e hídrica.

Buena parte de su intervención se ha centrado en detallar la catástrofe natural ocurrida en la comarca de la Vega Baja a raíz de las precipitaciones de los días 12 y 13 de septiembre de 2019 y de la posterior crecida del río Segura.

La tormenta recorrió la zona en dos ocasiones, una sentido descendente y otra ascendente. “Fue muy profunda, la más intensa desde que tenemos mediciones en 1948. En dos horas cayeron unos 184 litros el día 12 y otros 200 al día siguiente. Unos 500 en todo el episodio de lluvias”.

Este episodio de lluvias es el más intenso de cuantos se han registrado en 24 horas, a mucha distancia del segundo, que se produjo en noviembre de 1987.”¿Es esto fruto del cambio climático?”, se ha preguntado Tamayo, y a continuación ha expuesto que “en los últimos 20 años el verano térmico (25 grados de media) se ha expandido hacia junio y septiembre y tenemos un grado y medio más de media durante los últimos 30 años”.

”En los años 40 del pasado siglo ninguna noche superaba los 24/25 grados, mientras que ahora esto sucede más de 120 días al año. El calentamiento se aprecia en todas partes. Más calor significa más vapor de agua y más agua disponible en la atmósfera, con incrementos de la precipitación anual de hasta un 30 %”.

Tamayo ha advertido que los modelos meteorológicos disponibles vaticinan dos escenarios posibles a partir de 2050 -porque lo que suceda hasta ese año ya no es posible modificarlo, ha advertido- “Si controlamos las emisiones ahora se podrá reducir el calentamiento a partir de 2050”.

”Los modelos anteriores predicen bastante bien lo que está pasando ahora. Nuestra realidad se aproxima a lo que se nos dijo que iba a pasar. Los modelos futuros dicen que la temperatura tiende a subir, eso está claro, pero si hablamos de precipitaciones los modelos ofrecen un grado de incertidumbre mucho mayor”, ha agregado.

A preguntas de los grupos parlamentarios, el responsable de Aemet en la Comunitat Valenciana ha opinado que “no es necesario un organismo autonómico de predicción” en materia de meteorología, porque eso supondría “triplicar o cuadruplicar costes”.

”Ya hay una unidad específica de trabajo sobre el Mediterráneo. Lo que se necesitan son medios, radares, acceso a modelos y personal cualificado. Si cada comunidad autónoma tuviese su propio servicio estaríamos desperdiciando recursos, cuadruplicándolos seguramente”.

Sobre el papel de la radiotelevisión autonómica en la difusión de los avisos y alertas, Tamayo ha dicho: “no conozco las audiencias, pero tengo la sensación de que es un buen medio para informarse ante situaciones complicadas”.

Tamayo ha admitido que los meteorólogos no tienen “por qué tener habilidades comunicativas. Nosotros damos los datos técnicos y el presentador de televisión los traduce para la sociedad. Es como si Messi se pusiese a retransmitir un partido de fútbol”.

Por último, ha llamado la atención sobre el hecho de que “lo importante ahora no es qué tiempo va a hacer, sino qué va hacer el tiempo”, en referencia al valor añadido que supone la comunicación con los especialistas de Protección Civil y Emergencias, para determinar si un episodio concreto puede provocar cortes de carreteras, vías férreas o cualquier otra consecuencia.

La intervención de Tamayo ante esta misma comisión ha sido precedida por la de Samira Khodayar, representante del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM), quien ha advertido igualmente de que “esto va a seguir sucediendo, va a haber catástrofes y muertes cada vez con más frecuencia. Cómo afrontemos la situación ahora determinará el futuro”.