Un interno y tres funcionarios heridos en el incendio provocado de una celda de la cárcel de Albocàsser

Csif denuncia que solo hay un enfermero para atender a 900 reclusos

Centro penitenciario Castelló 2 en Albocàsser
Centro penitenciario Castelló 2 en AlbocàsserLa RazónLa Razón

Un interno y tres funcionarios del centro penitenciario de Albocàsser han tenido que ser atendidos por personal sanitario al sufrir heridas de diversa consideración después de que el recluso incendiara una celda de madrugada. El incidente, según ha denunciado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF tuvo lugar en el módulo de aislamiento, cuando por causas que se investigan el interno prendió fuego al colchón de la celda que ocupaba, lo que incendió la estancia.

“A pesar de la rápida intervención del personal del centro penitenciario, el interno quedó inconsciente debido a la inhalación de humo y, los tres funcionarios que acudieron a socorrerle, también tuvieron que ser atendidos por el personal médico de la ambulancia que se desplazó hasta Albocàsser para trasladar al interno al hospital”, han explicado desde CSIF.

En ese sentido, desde el sindicato han denunciado la “falta de medios humanos y materiales adecuados” para atender este tipo de incidencias, ya que, por un lado, el personal de prisiones carece de formación y equipamiento apropiados para actuar en caso de incendio y, por otra parte, por las noches el centro penitenciario carece de personal médico de manera presencial.

“En estos momentos, para atender a una población de más de 900 internos, Albocàsser únicamente cuenta con un sanitario durante las guardias ya que en el caso del personal médico éstas se realizan a distancia por falta de personal”, han indicado desde CSIF, que han subrayado la “importancia” de contar con profesionales sanitarios las 24 horas para poder actuar con mayor celeridad encaso de que se produzcan este tipo de incidentes.

Una prisión no puede estar sin médico y dejar que toda la presión asistencial presencial recaiga en un enfermero y funcionarios sin formación en esta rama y sin herramientas jurídicas, ya que los trabajadores no cuentan con la consideración laboral como agentes de la autoridad”, han afirmado desde CSIF, que también han reclamado que las competencias en materia de sanidad penitenciaria, que ahora dependen de Instituciones Penitenciarias, “sean trasferidas a las comunidades autónomas”.

Al respecto, desde CSIF también han denunciado la “falta de medios humanos, materiales y jurídicos adecuados para atender los incidentes en los centros penitenciarios de la provincia”, así como que se “solvente la falta de profesionales del ámbito de la psiquiatría en el interior de las prisiones ya que su labor, además de complementar el trabajo que se está realizando en el ámbito de la psicología, también contribuiría a reconducir esta situación”.