Mazón sobre un posible adelanto electoral: “cuanto antes se apliquen rebajas fiscales, mejor”

El presidente del PP anuncia una gran propuesta de “revolución fiscal para la Comunitat Valenciana”

El presidente de la Diputación Provincial de Alicante, Carlos Mazón, momentos antes de la presentación del Estudio de Impacto de la COVID-19 en la Hostelería y el Plan de Apoyo a la Hostelería y Ocio de la Provincia de Alicante.
El presidente de la Diputación Provincial de Alicante, Carlos Mazón, momentos antes de la presentación del Estudio de Impacto de la COVID-19 en la Hostelería y el Plan de Apoyo a la Hostelería y Ocio de la Provincia de Alicante.MORELLEFE

El presidente del PP en la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, ha señalado esta mañana que la responsabilidad de convocar un adelanto electoral en la Comunitat Valenciana “solo corresponde al presidente de la Generalitat, y él sabrá si se dan la condiciones necesarias para ello”. Ha indicado que “el presidente convocará las elecciones cuando menos le perjudique, no cuando más le beneficie sino cuando menos le perjudique”, y que no lo hará pensando en los intereses de la Comunitat Valenciana sino en los suyos propios”.

Mazón ha dicho que en cualquier caso: “lo antes que podamos bajar impuestos, lo antes que podamos desarrollar nuestra acción de gobierno y lo antes que defendamos de una vez a la Comunitat Valenciana, será bueno para todos”.

El presidente del PP en la Comunitat, Carlos Mazón, acompañado por María José Catalá se ha entrevistado esta mañana con el presidente de la Confederación Española de Comercio y presidente de Confecomerç, Rafael Torres, para analizar la delicada situación del sector.

Mazón ha exigido al Consell que ponga en marcha de manera inmediata un Bono Exprés para el comercio, que incentive la compra y una bajada de impuestos para mantener el empleo en el sector.

El presidente del PPCV ha denunciado que “nuestro comercio urbano, de cercanía y de ciudad está siendo uno de los sectores más abandonados por parte de los gobiernos socialistas”.

En este sentido, el presidente de los populares ha lamentado que “junto a la hostelería y al turismo, el comercio ha sido desasistido por parte de nuestros gobernantes, tanto en España como en la Comunitat Valenciana y hay mucho empleo vinculado al sector”.

Carlos Mazón ha denunciado que “entre las medidas anunciada por Sánchez ayer no se podrán aplicar al 70 por ciento de los comercios” y lamenta que “no son de aplicación inmediata, lo que aventura un otoño muy frío porque no se va a poder encender ni la calefacción”

Así, Carlos Mazón ha afirmado que es un sector muy perjudicado por la actual crisis y por la falta de medidas de incentivación. “A la falta de ayudas por parte del Gobierno y del Consell se une la subida de la cuota de autónomos, la subida de la luz y el ninguneo en las ayudas europeas”.

“Desde el PPCV proponemos un paquete de medidas inmediatas, como el bono exprés o la bajada del IAE como hemos hecho ya en la Diputación de Alicante. Mientras que en Alicante van a pagar un cinco por ciento de IAE en el resto de la Comunitat van a pagar un 30 por ciento”, ha asegurado el Presidente del partido popular.

Así, Mazón ha asegurado que “es el momento de poner en marcha medidas audaces como las que propone el PPCV porque el comercio de la Comunitat Valenciana necesita levantar la persiana”.

Por su parte la Secretaria General del PPCV y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, Mª José Catalá, ha señalado que desde el PP en el Ayuntamiento de Valencia ha presentado un plan de rebajas fiscales en el IBI para el año 2022.

Las medidas propuestas por el PP beneficiaria a todas las viviendas e inmuebles destinados a actividades económicas con rebajas del tipo de gravamen del IBI del 20% y un 30 por ciento para inmuebles que tributan por el uso diferenciado, es decir comercios, hosteleros, autónomos, ocio y pymes.

La propuesta Reducir el tipo de gravamen del IBI en un 20 por ciento para inmuebles de naturaleza urbana y un 30% para inmuebles que tributan por el uso diferenciado. Con esta opción el tipo de gravamen del IBI para inmuebles de naturaleza urbana en Valencia quedaría fijado en el 0,602 por ciento. El tipo de gravamen del IBI para uso diferenciado se situaría en el 0,835 por ciento.

Con ejemplo que puede afectar a un comercio del Cabanyal que paga ahora 1.400 euros por el IBI se vería beneficiado en más de 420 euros de ahorro en impuestos el año 2022. Estamos hablando que a las clases medias y trabajadoras ahorrarles entre 50 y 100 euros del IBI para 2022