La mortalidad por la pandemia incrementa un 20 % la recaudación del impuesto de Sucesiones en la Comunidad Valenciana

El impuestos de Transmisiones es el que más crece respecto a 2020

La directora de la Agencia Tributaria Valenciana (ATV), Sonia Díaz
La directora de la Agencia Tributaria Valenciana (ATV), Sonia Díaz FOTO: La Razón La Razón

Los ingresos por tributos cedidos, dependientes de la Agencia Tributaria Valenciana ya registran, con datos del mes de noviembre, y un mes antes de que acabe el ejercicio, derechos reconocidos un 12,82% superiores a los registrados en 2019, año prepandemia y un 37,14% superiores a los registrados en 2020, cuando la caída total de ingresos fue del 15% por el impacto en la economía valenciana de la pandemia.

”A falta de que se cierre el ejercicio y dispongamos de los datos definitivos, la realidad es que hasta el mes de noviembre la Generalitat ha incrementado su recaudación por tributos cedidos hasta los 1.845,2 millones de euros, frente a los 1.345,5 registrados en 2020, cerca de 500 millones de euros adicionales, a lo que hay que sumar los 21,77 millones de tributos propios” ha señalado la directora de la Agencia Tributaria Valenciana (ATV), Sonia Díaz, antes de apuntar que “los datos confirman no solo la consolidación de la actividad económica, sino también de la recuperación en la Comunitat Valenciana”.

”Si bien es cierto que el impuesto vinculado a Sucesiones se ha incrementado un 20,39% respecto a 2019, hasta alcanzar los 284,1 millones de euros como consecuencia del aumento de la mortalidad derivada de la pandemia, la realidad es que el crecimiento más significativo se ha detectado en el impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que pasa de los 829,6 millones de 2019 a los 660,22 en 2020 y, finalmente, superará los 1.010 millones de euros en 2021″, ha asegurado Díaz tras recordar que este impuesto grava, por ejemplo, la compra-venta de viviendas.”

Los valores de este impuesto son muy significativos porque son la muestra clara de que en la Comunitat Valenciana se están reactivando algunos sectores claves como son los de la construcción y el sector inmobiliario”, ha incidido Sonia Diaz quien ha detallado que, por provincias, Alicante ha experimentado un crecimiento de este impuesto del 49,60% en el último año (163,7 millones más); mientras que Valencia ha superado el 54% (144,10 millones de incremento) y una aceleración más pronunciada del 64,45% en la provincia de Castellón, con 41 millones adicionales.

En lo relativo a ingresos realizados, la directora de la Agencia Tributaria ha destacado el elevado grado de ejecución a lo largo de 2021, con un porcentaje de ejecución del 96,4% “lo que pone de relevancia también el trabajo que está llevando a cabo la ATV para fomentar la autoliquidación de impuestos por parte de la ciudadanía, que ahora tiene a su disposición todas las facilidades y el apoyo de la administración para que cumpla con sus compromisos, sin necesidad de imponer recargos y sanciones”.

De hecho, frente a los 1.845,2 millones de euros registrados de derechos reconocidos, la Generalitat ya ha ingresado 1.778,7 millones de euros “cifras que nos permiten asegurar que el proceso de apertura de la agencia, de digitalización de la administración y nuestras campañas extensivas de gestión para impulsar la autoliquidación de impuestos están funcionando frente a otras épocas en los que la ciudadanía se veía sometida a procesos de sanción, inspecciones, etc para que procedieran al pago de sus impuestos por las dificultades que existían para ello”.

Detalle por capítulos y provincias

Junto al incremento del impuesto de Transmisiones, la directora de la ATV también ha destacado la mejora registrada, aunque en menor medida, por el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que grava, entre otros hechos, la formalización de escrituras de hipoteca ante notario y que se vincula de forma directa a la adquisición de obra nueva “y que ha registrado una evolución acorde a los datos macroeconómicos y de recuperación que está experimentando el conjunto de España”.

En este sentido, ha experimentado una mejoría respecto a 2020 de un 27,54% al pasar de 201,15 millones de euros a los 256,55 de 2021. No obstante, esta mejora es más aguda en Castellón, donde alcanza un incremento del 33,68% (una mejora de 6,15 millones de euros) y cifras de 2021 de 24,40 millones de euros.

Valencia, por su parte, es la provincia que mayor carga impositiva ha registrado por este concepto debido a la fortaleza de su mercado inmobiliario, registrando en 2021 127,85 millones de euros por este concepto, un 30,32% más que en el año de la pandemia. Finalmente, en Alicante el impuesto de Actos Jurídicos Documentados ha alcanzado los 104,3 millones de euros, un 23% más que en 2020.

”El ejemplo más significativo, sin embargo, de la recuperación económica es la caída exponencial que ha registrado el impuesto por operaciones societarias que grava la disolución de sociedades y la disminución de capital”. Así, la caída registrada respecto a 2020, cuando como consecuencia de la crisis disminuyó notablemente el número de empresas y de negocios en la Comunitat Valenciana, es del 73,16%, pasando este impuesto de registrar 1,98 millones de euros en 2020 a apenas 538.210 euros en 2021.

”Pese a que aún queda un mes para cerrar el año y las cifras pueden variar, hay que tener en cuenta que los datos de 2021 mejoran incluso a los del cierre de 2019, cuando se registraron ingresos por valor de 2,96 millones por este concepto.”, ha indicado Díaz quien ha mostrado su “satisfacción por la recuperación evidente de nuestro tejido productivo, que esperamos que sea más pronunciada a lo largo de 2022″.

No obstante, tal y como ha explicado la directora de la Agencia Tributaria, el impuesto que ha registrado una variación más significativa tras la pandemia es el impuesto sobre Donaciones, que se ha incrementado en el conjunto de la Comunitat Valenciana un 132,65% entre 2021 y 2020. “Aunque su importe total no es muy significativo, la realidad es que tras la COVID hemos detectado un incremento importante de donaciones, por el que hemos registrado hasta el mes de noviembre 33 millones de euros, frente a los 17 con los que cerró el año 2020 o los 21,38 que se registraron en todo 2019″, ha indicado la directora de la ATV.

Por provincias, donde se ha apuntado un incremento mucho más pronunciado es en la provincia de Valencia, donde se alcanza una mejora del 163,4% con 17,64 millones de euros. Por su parte, las donaciones en Alicante se han incrementado un 107,53% hasta los 11,99 millones de euros y, finalmente, en Castellón, donde este impuesto únicamente alcanza los 3,38 millones de euros el incremento ha sido del 97%.

“Pese a las cuantías que representa, no podemos dejar de reconocer que en las tres provincias se han duplicado los datos registrados en apenas un año”, ha incidido Díaz.

Finalmente, el impuesto de Patrimonio es uno de los que registra un menor crecimiento respecto a 2021, un 6,9% “como consecuencia, principalmente, de que las rentas más altas, que son quienes están obligados a pagarlo, no han sufrido con tanta intensidad los efectos de la pandemia, de modo que el incremento que se registra es precisamente el del incremento de patrimonio durante el año 2020″.

De hecho, Sonia Díaz ha recordado que los datos de 2021 todavía no contemplan la reducción del mínimo exento que ha aprobó la Generalitat hasta los 500.000 euros en la ley de medidas fiscales de 2021, al liquidarse al igual que el impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, a año vencido. En cualquier caso, la Generalitat tiene reconocidos derechos por valor de 162,92 millones a noviembre de 2020, frente a los 156,68 con que cerró en 2020 y los 153,55 registrados en 2019.

Los impuestos vinculados al sector del juego, por su parte, logran en el mes de noviembre recuperar su sentido positivo, al ser uno de los capítulos de ingresos cuya recuperación había sido más lenta y logra ya un crecimiento muy moderado del 1,85% respecto a 2020. En concreto, las máquinas recreativas tipo B y C ubicadas en muchos establecimientos de hostelería que se vieron afectados por las medidas sanitarias para luchar contra la pandemia son las que engloban mayores importes, con una recuperación significativa del 4,98% hasta un total de 70,70 millones de euros, al igual que las tasas sobre rifas o tómbolas, que crecen un 14,31% en el conjunto de la Comunitat Valenciana hasta los 11,17 millones de euros.

Sin embargo, las tasas sobre bingos y casinos, siguen con sentido negativo y una recaudación menor incluso que en el año de la pandemia con una caída del 4′94% en el caso de los bingos y, especialmente significativa, del 46,70% en el caso de los casinos, con una recaudación de 2,75 millones de euros frente a los 4,84 de 2020. Por provincias, la caída es mucho más pronunciada en Valencia, donde se han registrado caídas del 80,90% respecto de 2020, mientras que Castellón es la única provincia donde esta tasa ha registrado un crecimiento del 33,78%, aunque por importes muy reducidos.

Lucha contra el fraude fiscal

”Si a ello añadimos la actuación directa de la ATV encaminadas a la lucha contra el fraude fiscal, al final del ejercicio podremos observar no solo un incremento de la recaudación, sino también una mejora sustancial de los ingresos en relación a los derechos reconocidos”, ha apuntado Sonia Díaz.

De hecho, ha incidido en que “en los últimos meses la Agencia ha apostado más por fomentar las autoliquidaciones voluntarias y por incrementar la asistencia a los contribuyentes para el pago voluntario de sus obligaciones, que por campañas intensivas de sanción”, lo que ha motivado, según la directora de la ATV “una mayor concienciación de la ciudadanía, que se hayan reducido las sanciones por impago e incluso que estemos detectando que muchas personas contribuyentes se están poniendo al corriente de pagos atrasados de años anteriores”.

Sin ir más lejos, en 2021 se han recaudado por el momento 28,84 millones de euros por resultas de años anteriores, un 37,27% más que lo recaudado por liquidaciones de pagos atrasados en 2020, cuando la cifra se situó en 21,01 millones de euros.