El retraso del eje Mediterráneo-Cantábrico otro símbolo del poder de la España “radial”

Empresarios de Aragón y de la Comunitat Valenciana exigen celeridad en los trabajos de electrificación de la vía Sagunto- Zaragoza

Javier Lambán (i), presidente del Gobierno de Aragón, y Ximo Puig (d), presidente de la Generalitat Valenciana, se dan la mano en presencia de Miguel Marzo (2i), presidente de CEOE Aragón y Salvador Navarro, presidente de CEV, durante el acto de clausura del Foro Impulso al Corredor Cantábrico-Mediterráneo
Javier Lambán (i), presidente del Gobierno de Aragón, y Ximo Puig (d), presidente de la Generalitat Valenciana, se dan la mano en presencia de Miguel Marzo (2i), presidente de CEOE Aragón y Salvador Navarro, presidente de CEV, durante el acto de clausura del Foro Impulso al Corredor Cantábrico-Mediterráneo FOTO: TONI GALAN EFE

La decisión de Volkswagen de elegir Sagunto como localidad para instalar su gigafactoría lleva aparejada la mejora urgente de las infraestructuras que conectarán esta planta. A la reiterada inversión en el Corredor Mediterráneo se suma la necesidad de impulsar el Cantábrico- Mediterráneo, un eje que, aunque no ha alcanzado la popularidad del primero, es clave para construir esa España radial que dé más oportunidades a todos aquellos territorios que escapan de la «centralidad».

Este es el espíritu que impregnó el encuentro celebrado este jueves en Zaragoza en el que se han reunido las patronales de Aragón, las de la Comunitat Valenciana y los presidentes de ambas autonomías.

Puig ha insistido en su discurso es que la apuesta de Volkswagen por la Comunitat refuerza la necesidad de acelerar dos corredores. «Es un cambio de agujas que obedece a la lógica, no a las inercias», que «intensificará un potente nervio económico que atraviesa la península, y que atraerá nuevas oportunidades e inversiones».

Como en otras ocasiones, ha cargado contra el centralismo que solo cuenta con la Comunidad de Madrid. «Es hora de minimizar aspiradoras y de multiplicar centros por toda la península. Esa será, en mi opinión, la mejor respuesta al reto demográfico, el mejor reequilibrio territorial para sumar más polos con potencia europea».

Ha insistido en que la priorización de una infraestructura «no es neutral», pues con su ejecución avanza el desarrollo económico y social, y ha reivindicado que se agilice «sin titubeos» una infraestructura que «supera la España mental y visibiliza la España real» y es necesaria por «rentabilidad, sostenibilidad y futuro», recoge Efe.

Por su parte, las organizaciones empresariales presentes han instado al Gobierno de España a avanzar definitivamente en la electrificación y modernización integral de la línea Sagunto-Teruel-Zaragoza y del conjunto del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

El presidente de la CEV, Salvador Navarro, ha insistido en la importancia de este corredor para el desarrollo y competitividad de las empresas de ambas regiones. De esta manera, se podrá seguir aumentando el tráfico de convoyes de mercancías desde los actuales 20 a 50.

Su homólogo aragonés, Miguel Marzo, ha remarcado que deben acelerarse los trabajos de finalización de la electrificación de la línea, previstos para 2024 ó 2025 para acabar con el todavía escaso porcentaje de mercancías, un cuatro por ciento frente al 17 de la media de la Unión Europea.

La línea entre Sagunto-Teruel-Zaragoza, con 315 kilómetros discurre por territorios que representan el 21 del PIB español. El eje completo conectan con las áreas portuarias de Valencia y de Bilbao y con nodos logísticos de Teruel, Zaragoza y Vitoria.