Las bibliotecas más bonitas de España

Templos de la lectura que se han convertido en auténticos monumentos por derecho propio

El mero hecho de entrar en una biblioteca ya es algo bonito. Traspasar sus puertas es entrar en un universo de historias posibles e imposibles. Un lugar en el que, si está escrito en una página, todo vale. Las hay más humildes, específicas, privadas, grandes, pequeñas, de barrio, generales, de universidad, públicas... De todos los tipos, pero siempre tienen en común que son un lugar de cultura, aunque no siempre de culto.

Son una parada que debería ser obligatoria para cada vecino. Igual que uno va al médico para un chequeo general una vez cada equis años, una vez al mes o al trimestre, se debería tener la prescripción de pasar por una de sus estanterías para recoger el medicamento en forma de libro.

Lo que ocurre es que hay bibliotecas que más allá de su valor cultural para el individuo y para la sociedad, tienen ese plus de belleza ya sea por su edificio, por su historia, por una arquitectura arriesgada, porque simplemente es bella... Templos de la lectura, pero también templos para la vista... y el olfato. Ese aroma embriagador de las páginas. Da igual que sea un libro viejo o uno nuevo. Siempre hay algo de especial.

1. Real Biblioteca del Monasterio de El Escorial

2. Biblioteeca Nacional de España (Madrid)

3. Biblioteca del Instituto de Patrimonio Cultural de España (Madrid)

4. Biblioteca de la Universidad de Salamanca

5. Biblioteca Pública Arús (Barcelona)

6. Biblioteca de la Real Academia Nacional de Medicina (Madrid)

7. Biblioteca Ana María Matute (Madrid)