El patrimonio millonario de los Franco en Galicia

El Pazo de Meirás se acaba de declarar propiedad del Estado

La Justicia ha hablado. El Pazo de Meirás es propiedad del Estado, no de la familia Franco. De esta manera, el lugar donde vivió Emilia Pardo Bazán dejará de engrosar la lista de posesiones de los herederos del dictador en Galicia, donde nació el caudillo, concretamente en el número 136 de la calle María de Ferrol, como indica una placa situada en la fachada.

El golpe de perder el Pazo de Meirás es duro para la familia, que pierde un patrimonio millonario. Sin embargo, dentro guardaban piezas de mucho valor que tomaron de otros pazos, conventos o monasterios de toda Galicia. Por ejemplo, las pilas de agua bendita de la iglesia de San Xulián de Moraime, en Muxía.

Ahora mismo, el patrimonio inmobiliario de mayor valor que le queda a los Franco en Galicia es la Casa Cornide, que se encuentra en la Ciudad Vieja de A Coruña. Sin embargo, están intentando venderla, incluso a través de un portal inmobiliaria de internet. No es la primera vez que se deshacen de posesiones que fueron importantes para la vida del dictador. Lo hicieron con su finca de Bastiagueiro, donde le gustaba, sobre todo, pasar los veranos. También han vendido parcelas por diferentes puntos de Galicia, aunque aún conservarían algunas.

Tras resolverse el caso de Meirás, el patrimonio más polémico que aún mantiene la familia Franco son las dos esculturas que el maestro Mateo esculpió para el pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago. En los años 50, el por entonces alcalde compostelano, Ángel Porto, regaló las figuras al dictador, que se están intentando recuperar para el patrimonio público.

Además, la presencia de los Franco en Galicia también es empresarial. De hecho, en el conjunto de España la mayor parte de la riqueza que mantiene la familia es a través de las compañías que posee y que están relacionadas con distintos tipos de actividades, como la construcción o la gestión de aparcamientos de vehículos.