Crítica de “Rompiendo las normas”: Feminismo de tocador ★★✰✰✰

Keira Knightley protagoniza "Rompiendo las normas"
Keira Knightley protagoniza "Rompiendo las normas"ImdbImdb

Dirección: Philippa Lowthorpe. Guión: Rebecca Frayn y Gaby Chiappe. Intérpretes: Keira Knightley, Gugu Mbatha-Raw, Jessie Buckley, Greg Kinnear. Gran Bretaña, 2020. Duración: 106 min. Comedia. En Movistar +

“Rompiendo las normas” pertenece a una estirpe de películas inglesas que, a través de la comedia ligera, introducen temas sociales potencialmente controvertidos en las plateas de multisala (o de plataforma de streaming). Las angustias del paro convertidas en espectáculo de ‘strippers’ en “The Full Monty” abrieron la veda para filmes como este, que pasteurizan los inicios de la lucha feminista en los setenta para que el público se la trague como una pastilla rosa. Cuando una pandilla de activistas preparan el asalto al concurso de Miss Mundo en 1970, la cámara siempre está dispuesta a captar el sexismo un tanto ridículo del organizador del evento y la misoginia pre-metoo del presentador del acto (un protésico Greg Kinnear interpretando a Bob Hope). Lo más grave no es solo el maniqueísmo grosero de la empresa sino la incapacidad de la directora para dar entidad a sus personajes femeninos, perdidos en una coralidad que pretende aparentar sororidad, cuando lo único que interesa aquí es publicitar el feminismo como un acto de resistencia susceptible de aparecer en las páginas centrales de un suplemento dominical.

Lo mejor

El rigor autoparódico de Rhys Ifans y Greg Kinnear

Lo peor

El flaco favor que se le hace a la historia del feminismo