Hamnet, el hijo olvidado de Shakespeare al que dedicó su mayor obra

Maggie O’Farrell descubre en la novela histórica “Hamnet” (Libros del Asteroide) el lado más familiar y humano del dramaturgo

William Shakespeare
William Shakespeare

El único hijo varón de William Shakespeare se llamaba Hamnet. Uno de los principales motivos por los que se desconoce su figura es porque murió a los 11 años. No obstante, su repercusión en la obra del célebre dramaturgo es más decisiva de lo que creemos. De lo contrario, que se lo pregunten a Maggie O’Farrell, autora de “La primera mano que sostuvo la mía” o “Sigo aquí” y que ahora publica “Hamnet” (Libros del Asteroide). La primera vez que escuchó hablar del hijo pequeño de Shakespeare fue cuando “yo estaba en la escuela, tenía unos 16 años y estaba estudiando ‘Hamlet’ para mis exámenes”. Inevitablemente, al poner un dedo sobre la letra “l” e imaginar que en su lugar hubiera una “n”, se preguntó “qué significaría esto”. Una vez en la universidad, “empecé a apreciar hasta qué punto Shakespeare era misterioso como ser humano”, explica la autora.

Para Farrell, “el hecho de que titulara su mayor obra, porque me parece que ‘Hamlet’ lo es, con el nombre de su hijo muerto le convierte (a Shakespeare) en un padre que hizo su duelo”. Por tanto, a la escritora le fascinó plantearse “qué significaría para nosotros como público que el autor hiciera algo tan personal y humano”. Entonces, se hizo la gran pregunta “que ha sido el motor de esta nueva novela”: ¿Cuál es la conexión entre Hamnet y “Hamlet”?

El niño muerto y la esposa ignorada

Partiendo de la historia familiar de Shakespeare, O’Farrell recrea, con una mezcla de ficción y realidad, el suceso que inspiró a una de las obras literarias más famosas de todos los tiempos. Y lo hace a través de, además de Hamnet y sus dos hermanas -Susana y Judith-, de Agnes, la madre, a quien describe como una muchacha peculiar que no rinde cuentas a nadie y que se casa con un joven preceptor de latín. Este matrimonio se verá puesto a prueba por una inesperada desgracia: la muerte del pequeño. “El objetivo de la novela era dignificar y amplificar la vida de ese niño que fue totalmente olvidado”, explica O’Farrell, “en las grandes biografías de Shakespeare siempre ha quedado totalmente al margen, entonces quería dar una presencia y una voz a esta persona”. Y “no fue fácil”, porque “tenía que ponerme en la piel de una mujer que está a los pies del lecho de muerte de su hijo y que sabe que no va a poder salvarle”.

Como resultado, esta novela histórica no es una nueva obra sobre la vida del gran autor Shakespeare, sino de un hombre cuyo hijo murió y cuya esposa no fue lo que siempre nos han contado. “Si Hamnet fue ignorado, su mujer fue peor que eso”, confiesa la escritora, que para realizar esta obra “hice mucho trabajo de invstigación”. “No sé qué percepción tiene la gente de ella en España, pero en Gran Bretaña solo nos cuentan una historia: Anne Hathaway, esposa del dramaturgo, “era una campesina a quien su marido le odiaba y que era analfabeta”. “Hay respetados académicos que dicen que ella era muy fea, tenía una moral muy ligera”, continúa O’Farrell, “pero yo nunca he visto una prueba que de fe de ello”.

La escritora Maggie O'Farrell
La escritora Maggie O'FarrellMurdo MacLeod

El motor de la novela

De hecho, “Shakespeare, al final de su carrera, era millonario, además de un gran escritor, y podría haber hecho y haberse comprado lo que le diera la gana. Pero, en cambio, volvió a Stratford y todos los peniques que ganó los enviaba a casa”, relata O’Farrell. “Alguien que lamentara su matrimonio no habría hecho eso”, subraya, y ha sido la imagen que se ha creado de ella lo que “me frustró mucho y me horrorizó”. Esa rabia también es motor de “Hamnet”: “Quiero que la gente olvide lo que sabe de Anne Hathaway y piense en Agnes Shakespeare”, porque, explica la escritora, ese era su verdadero nombre.

Así, en este libro el lector podrá descubrir una nueva perspectiva de una obra capital en la historia. “Si lees ‘Hamlet’ con el punto de vista del hijo muerto de Shakespeare, te darás cuenta de que toda la obra es una carta, un mensaje de un padre en un reino a un hijo que está en otro reino”, advierte O’Farrell.

  • “Hamnet”, de Maggie O’Farrell. Libros del Asteroide. 352 páginas, 11,95 euros.