Estos son los cinco grupos de palabras que generan más confusión y los típicos errores que cometemos al usarlas

La RAE aclara los fallos más comunes en la ortografía del castellano

La palabra "español, la" en el diccionario de la RAE
La palabra "español, la" en el diccionario de la RAE

En un idioma tan amplio como el castellano (o español, para algunos) es normal que se produzcan numerosos errores ortográficos o gramaticales, entre otros. Así, muchas palabras de la lengua española, que se pronuncian igual, no siempre tienen el mismo significado, al igual que poseen una forma de escribir diferente. Lo que nos puede llevar a equívocos en nuestra vida cotidiana. Así, la Real Academia Española (RAE) aclara estos fallos para tratar de no volver a cometerlos.

¿Sabías la diferencia entre halla, haya o allá? ¿Y entre por qué, porqué, porque, por que? Este es un resumen de los casos que generan más confusión y los típicos errores que cometemos al usarlos.

¿En qué se diferencian “haber” y “a ver”?

“Haber” y “a ver” se confunden mucho en el lenguaje escrito. Aunque sepamos lo que queremos decir, el receptor de nuestro mensaje puede confundirse. Así, hay que tener clara la diferencia entre ambas.

“Haber” es utilizado como verbo auxiliar, o también como sustantivo, cuando hacemos referencia al verbo haber. Por su parte, A ver se forma con la preposición “a” y el verbo “ver”, que expresa expectación o interés por saber algo y normalmente “va seguida de una interrogativa directa”, tal y como explica la RAE.

Ejemplo: A ver si puede haber suerte

¿Cómo usar “ay”, “hay” y “ahí”?

Las tres palabras suenan igual, e incluso a veces, la entonación que utilizamos es la misma. Pero “ahí”, “ay” y “hay” son tres palabras diferentes, y cada una tiene su propio significado.

La RAE explica que “hay” es una forma del verbo haber; “ahí”, por su parte, se refiere a un adverbio de lugar, mientras que “ay” es una interjección.

Ejemplo: ¡Ay! Creo que hay alguien ahí.

¿Cuál es la diferencia entre “halla”, “haya”, ”aya” y “allá”?

Un caso que también presenta una gran similitud entre tres palabras. “Haya”, “allá” y “halla” pueden generar bastante confusión. E incluso, también se puede hablar de “aya”, que se confunde con las anteriores y se piensa que es un término que no existe, pero todo lo contrario, ya que aparece en el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española).

“Halla” pertenece al verbo hallar, que es un sinónimo de la palabra encontrar; “Haya”, por su parte, se trata de una conjugación del verbo haber; “aya”, según la RAE, es sustantivo femenino que hace referencia a una persona que una casa acomodada se encargaba del cuidado y educación de los niños, similar a una niñera, y “allá” es un adverbio de lugar.

Ejemplo: Halla a la aya, y allá, donde haya un buen sitio en la casa, llévala.

Los cuatro porqués. Cómo diferenciar porque, porqué, por qué y por que.

Es quizás el error que más aparece, pues se trata de una de las conjunción. “Por qué”, “por que”, “porque” y “porqué”, básicamente, se pronuncian igual, y visualmente, solo se diferencian en la tilde o en si hay un espacio entre las letras. ro su disparidad va más allá.

“Porque” es una conjunción causal, equivalente a ya que; “porqué” es un sustantivo, sinónimo de causa o motivo, y normalmente va introducido por un artículo delante; “por qué” se emplea para introducir oraciones interrogativas y exclamativas, y “por que” es la suma de la preposición por más el pronombre relativo que, utilizándose para introducir oraciones de relativo u oraciones adjetivas. En este último caso, es más común poner un artículo entre por y que.

Ejemplo: ¿Por qué no sabes el porqué de la visita del inquilino? El motivo por (el) que ha venido es porque tenía que hablar con el vecino.

¿Sabes usar “vaya, “valla”, “baya” y “balla”?

Sin duda, estas cuatro palabras forman otro grupo de palabras que muchos castellanoparlantes utilizan o escriben mal. Ninguna tiene un significado parecido a los de las otras tres, y aun así, suelen confundirse. “Baya”, “valla”, “balla” y “baya” no tienen nada que ver.

“Valla” se refiere a una cerca, un cartel publicitario o un obstáculo que separa dos o más zonas; “vaya” es una conjugación del verbo ir, que puede hacer referencia a la primera o tercera persona, y también es una expresión o interjección; mientras tanto, “baya” es un tipo de fruto, y “balla”, por su parte, no existe.

Ejemplo: ¡Vaya! Hay una valla y no podemos ir a recoger bayas.